0 4 mins 3 años

Hasta la primera quincena de octubre se había pagado el finiquito de 68 servidores públicos; está pendiente estimar la liquidación de otras nueve personas

Guanajuato, Gto. Con el cambio de Legislatura, el Congreso pagará alrededor de 11 millones 400 mil pesos de finiquitos de servidores públicos a los que no se les renovó el contrato, fueron despedidos o renunciaron.

A un mes de que llegaron los nuevos diputados locales van 77 personas que han dejado el cargo, tanto en las áreas institucionales como en los grupos y representaciones parlamentarias.

Hasta los primeros días de noviembre habían sido liquidadas 68 personas, pero existe una lista de nueve personas más que dejaron sus cargos en la segunda quincena de octubre, a las que todavía no se termina de calcular la liquidación. Con las 68 personas liquidadas el Congreso había pagado 8 millones 20 mil 830 pesos en finiquitos.

La mayor parte de los cambios se dieron en los grupos y representaciones parlamentarias, principalmente quienes ocupaban el cargo de asesores, aunque también están en la lista funcionarios de primer nivel de las áreas institucionales.

En la ficha informativa proporcionada a través de la dirección de Administración, se revela que fueron al menos seis funcionarios de primer nivel los que salieron, cinco con renuncia y un despido.

Los cambios comenzaron en la Secretaría General del Congreso, con la renuncia de Christian Cruz Villegas, quien dejó el cargo en el Legislativo para asumir la sindicatura en el municipio de León. Recibió una liquidación bruta de más de 796 mil pesos por los tres años en la Secretaría General.

El director del Instituto de Investigaciones Legislativas, Plinio Manuel Martínez Tafolla, también renunció y se llevó una liquidación de más de 434 mil pesos.

Gustavo Torres Rosales, de la dirección de Atención y Gestión Ciudadana; Juan Caudillo Rodríguez de la dirección de Administración, y Luis Alberto Rojas de la Unidad de Seguimiento y Análisis de Impacto Legislativo fueron otros directores que también presentaron su renuncia a los nuevos legisladores locales.

La directora despedida fue Dafne Estela Torres Quintero, quien se vio obligada a dejar su cargo al frente de Servicios Generales para la contratación de Hugo Aguiñon Hernández, el contador del grupo parlamentario del PAN en la Legislatura anterior. Al concluirse el contrato con la fracción panista, Aguiñon recibió una liquidación de 99 mil pesos, pero luego fue contratado como director de Servicios Generales.

De las áreas institucionales también fueron despedidas en la primera quincena de octubre dos personas: José de Jesús Ortiz de Gestión Social y Zaira Edith Salcedo de la dirección de Control de Bienes, Adquisiciones y Almacén.

Por haber salido en la segunda quincena de octubre, a la fecha no se han calculado los finiquitos de otras nueve personas, entre ellas está el director de las Finanzas Públicas, Joel Arredondo García.

Además, están los despidos de Jacob Alejandro López Vieyra de Comunicación Social y Jovana Estefanía Urquieta Ramírez del Diario de los Debates.

Aunque por término de contrato, el que también deja el Congreso del Estado es José Jorge Pérez Colunga, ex magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa, que estaba en el área jurídica.

De acuerdo con la información proporcionada por la dirección de Administración se prevé que al término del pago de finiquitos se eroguen 11 millones 400 mil pesos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *