0 4 mins 3 años

Jorge Gordillo

¡Saludos emocionantes, aunque
peligrosos! Últimamente no he recomendado novelas. Todos los días busco en mi
librería favorita, (la de Juárez) el libro que puedo recomendar y cuando leí
los comentarios que están escritos sobre este libro, decidí que era una buena
novela para gozar. Selecciono algunos de estos comentarios: “El Atelier de los
Deseos posee una acertada mezcla de ligereza y profundidad. La autora desea que
los lectores se pregunten por sus propias vidas. 
Un libro positivo e
interesante: demuestra que la felicidad es posible, que someterse no es la
solución. «Me encanta cómo juega con las emociones. No es un libro que se lea,
¡se devora! Una historia que deja huella.»”. 
El argumento del libro es: “Iris
siempre ha tenido un deseo: dedicarse a la costura. Sus padres, en cambio,
piensan que un buen marido es mejor que cualquier vocación y frustran su gran
oportunidad. Tras años de letargo en una ciudad gris de provincia y un
matrimonio igualmente gris, decide viajar a París, donde es aceptada en el
prestigioso atelier de Marthe, una
leyenda en el mundo de la moda que ve en ella un gran talento y se convierte en
pesadilla cuando aparece Gabriel, el protegido de la despótica Marthe. Entonces
Iris ya no solo tendrá que luchar por construir una nueva identidad”. Así
inicia la novela: “Como cada domingo a las doce, no quería ir. Como cada
domingo a las doce, me rezagaba, hacía todo lo posible por arañar un poco de
tiempo. Pero… – ¡Iris! -exclamó Pierre-. ¿Qué estás haciendo? -Vale, ya voy.
-Date prisa, vamos a llegar tarde. ¿Por qué mi marido tenía tanto empeño en ir
a comer a casa de mis padres? 
Yo, por mi parte, habría dado cualquier cosa por
librarme. La única ventaja era que la ocasión me permitiera estrenar mi nuevo vestido.
Había conseguido darle el toque final la noche antes, y estaba satisfecha con
el resultado. Intentaba, mal que bien, no perder práctica y conservar mis dotes
de costurera. Además, en aquellos momentos me evadía de todo:  de mi mortalmente aburrido trabajo en el
banco, de mi vida rutinaria y del desmoronamiento de mi pareja. Ya no tenía la
impresión de estar apagándome. Al contrario, me sentía viva: cuando formaba
equipo con mi máquina de coser, con la que diseñaba mis modelos, palpitaba. Me
miré al espejo una última vez y lancé un suspiro. Encontré a Pierre en la
entrada. Me esperaba tamborileando en su teléfono. Me detuve a observarlo un
instante. Hacía casi diez años que nos conocíamos y su ropa de los domingos no
había variado un ápice: camisa Oxford, pantalones chicos y sus eternos zapatos
náuticos. -Ya estoy aquí -dije. Se sobresaltó, como si le hubiese pillado en
falta, y se guardó el móvil en el bolsillo. -Ya era hora -gruñó poniéndose la
chaqueta. -Mira, lo terminé ayer. ¿Qué te parece? -Muy bonito. 
Como de
costumbre. Ya había abierto la puerta de la calle y se dirigía al coche. Ni
siquiera me había echado un vistazo. Como de costumbre”. Nos leeremos en la
próxima. El Pilón Filosófico: “Antes de
decidir analiza tus deseos, escoge el que más te fascine y lucha hasta que se
te cumpla”.
  
FICHA TECNICA – TITULO: EL
ATELIER DE LOS DESEOS / AUTOR: AGNES MARTIN LUGAND / EDITORIAL: ALFAGUARA /
PRECIO: $99.00 / CAPTURISTA: MARIA JOSE PANTOJA HERRERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *