0 5 mins 2 semanas

EN LA REESTRUCTURA de la secretaria de Educación, SEG, en Guanajuato, entre otras dependencias -y que ya habíamos tratado en este espacio-, oficialmente va la desaparición de la Subsecretaría de Planeación en la SEG; y la compactación de ocho a siete delegaciones regionales de la institución. Deberían desaparecer igualmente a varios delegados, como el caso de José Manuel Subías, un “olivista” nombrado en el año 2013, quien carga muchos asegunes y sospechas, y que genera una pésima imagen para el gobernador Diego Rodríguez Vallejo y su gobierno. Una evaluación, lo afirmará.

 HABRÍAN DE COMENZAR con una fiscalización de los recursos utilizados en el edificio de la escuela Obregón, y en general, pues dicen quienes han entrado al inmueble, que le pusieron cal, una manita de yeso al edificio, y ahora quiere obligar a que se habrá como oficinas de atención de la SEG en Celaya. 

 TAMBIÉN UNA REVISIÓN a los apoyos que se estuvieron solicitando para las escuelas ahora al regreso a clases, dinero que manejaron los más cercanos colaboradores del delegado José Manuel Subías y quien en todo momento, y por órdenes de él mismo, se mantuvo a los medios de comunicación alejados de esa “coperacha”, recaudo y gasto.

    RECIENTEMENTE ANUNCIÓ UN cambio de las oficinas de inspectores de la USAE, en la colonia Los Pinos, para convertir los cubículos como bodega de la chatarra que ya comenzó a enviar, o dicho de manera correcta, chatarra con la que ya invade las oficinas de la USAE, área para el público, padres de familia, y que las dispersara entre, oficinas a escuelas de su zona cuando por razones de seguridad de los educandos y de los mismos docentes, no se debe estar entrando y saliendo y menos por personas que nada tienen que ver con el recinto, y otras, a la IMJUV, organismo por cierto municipal, lo que indica que los jóvenes celayenses n tienen capacidad e imaginación para el uso de instalaciones a favor de los celayenses. Ahora serán oficinas de Subías.

     EN POCAS PALABRAS, las oficinas de atención al público, las envía lo más lejos posible, y los actuales cubículos serán convertidas, por razones de “hígado” de José Manuel Subías, en bodega para la chatarra de la Delegación. Esa es la educación y atención a los padres. Lo que importa es la grilla y estar bien con los de arriba.  

     HABRA QUE PREGUNTARLE al gobernador, que anunció “grandes ahorros en la reestructuración de su gobierno, no solo de la SEG, si en el caso de Educación servirán para algo que no sea el manejo político y sospechoso de los recursos de la educación por parte de personajes como el señor Subías. 

      ES UNA LÁSTIMA que nuestros maestros de educación sean sometidos con amenazas, cambios de adscripción, cambios de oficinas como las señaladas, o en el uso de recursos públicos, para que con un poco de cal y yeso, tapar el ojo al gobernador y al Secretario de Educación, en el caso de la escuela Álvaro Obregón, un edificio que además, debería ser devuelto la administración de Celaya, como también, el de la escuela primaria de la colonia Gobernadores, que hoy es un nido de malvivientes,  bueno, con ejemplo como ese, surgen otros malvivientes más, que se convertirán en asesinos, extorsionadores y… con apoyo de los de cuello blanco, hasta líderes de algún cartel en un futuro.

  PARA TERMINAR CON perversidades, miembros del clero católico abusaron sexualmente de más de 200.000 menores en Francia durante las últimas siete décadas. El Papa Francisco ya se refirió al vergonzoso asunto.

EL PROBLEMA ERA sistémico y la violencia sexual no se limitó a unas pocas ovejas negras que se desviaron del rebaño: «Cuando se le informó de los abusos, [la Iglesia] no tomó las medidas estrictas necesarias para proteger a los niños de los depredadores». No atender a tiempo, desgracia del futuro. [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *