0 5 mins 1 mes

*** Genaro García Luna e Iván Reyes Arzate, sólidos pilares del gobierno de Felipe Calderón, ejemplares malandros de cuello blanco.

EL DEPARTAMENTO DE Justicia de Estados Unidos solicitó formalmente a la Corte Federal del Distrito Este en Brooklyn, Nueva York, que el juicio contra Genaro García Luna se realice en el otoño de 2022, y calculó que el proceso duraría aproximadamente 8 semanas.
IVÁN REYES ARZATE, excomandante de la Policía Federal y uno de los hombres cercanos de Genaro García Luna, se declaró en otra Corte, culpable en Estados Unidos de conspirar para traficar de cocaína de México hacia ese país y ante el juez Brian Cogan en la corte federal de Brooklyn, NY, leyó una carta en español en la que reconoció que “alrededor de septiembre y noviembre del 2016 siendo servidor público en México y a cambio de un pago, estuve de acuerdo en darle a una organización criminal datos que facilitaran la distribución de cocaína. Sabía que era un delito lo que hacía y entiendo que la cocaína es nociva”, reconoció.
“CON EL PEDIDO a la Corte de apartar fechas para la realización del juicio, se deduce que se rompieron las negociaciones entre el Departamento de Justicia de Estados Unidos y García Luna, para que este ex funcionario mexicano se convirtiera en testigo cooperante”; García Luna está acusado de conspiración internacional para traficar cocaína, en colusión con una fracción del Cártel de Sinaloa cuando el fungía como Secretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderos y antes, como jefe de la Agencia Federal de Investigaciones AFI.
APENAS UNO DE sus hombres cercanos, el ex policía Iván Reyes Arzate, se declaró culpable de narcotráfico ante una corte, en busca de obtener beneficios en la sentencia que se le dicte. El Departamento de Justicia estadounidense comunicó que el ex oficial de la policía recibió un soborno a cambio de aceptar ayudar al cartel de la droga, denominado El Seguimiento 39” -asociado al Cártel de Sinaloa- para transportar cocaína desde México a Estados Unidos.
LOS FISCALES A cargo del caso de Genaro García Luna presentaron un memorándum a la Corte Federal en Brooklyn, Nueva York, en el que solicitan al juez Brian Cogan que en caso de que haya un juicio y en audiencias previas al juicio contra el exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón, no se revele información clasificada. La petición se refiere a muchos de los detalles con lo que se acusa a García Luna de conspirar con el cártel de Sinaloa, y probables vínculos con políticos de alto nivel en ese periodo como Secretario de Felipe Calderón.
EN EL MOMENTO en que Iván Arzate comandaba una unidad especial de la Policía Federal Mexicana y trabajaba en estrecha colaboración con funcionarios encargados de hacer cumplir la ley de los Estados Unidos, también se estaba reuniendo con el liderazgo de varios cárteles con sede en México. Eligió servir egoístamente a sus propios intereses aceptando cientos de miles de dólares en sobornos de los cárteles a cambio de información sensible sobre las investigaciones de Estados Unidos.
EL DEPARTAMENTO DE EU, recordó que, en noviembre de 2016, mientras participaba en una investigación conjunta de El Seguimiento 39 con las autoridades policiales estadounidenses, Reyes Arzate se reunió con los líderes de la misma organización criminal, a la que compartió información sobre la investigación policial estadounidense y aceptó un soborno de 290 mil dólares a cambio de para ayudar al cartel. Reyes Arzate enfrentaría una sentencia mínima obligatoria de cinco años de prisión, con una sentencia máxima de 40 años de prisión, que no llegaría a tantos años debido a su colaboración con las autoridades estadounidenses. La moneda con el rostro de García Luna, por un lado, y la de Felipe Calderón, por la otra, gira por el aire antes de caer definitivamente al piso [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *