18 enero, 2021

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

El Desafío

3 minutos de lectura

josé xermán vázquez alba

Y MIENTRAS QUE el Secretario del «mejor sistema de salud del país » guarda cuarentena» a causa del virus, en Celaya mandaron a cuarentena a quienes aspiraban a ser el candidato a suceder a doña Elvira Paniagua, a diferencia, a éstos últimos, con un balde de agua fría de los altos mandos. La propuesta para que Javier Mendoza Márquez sea el candidato del PAN a la presidencia municipal de Celaya fue acordada entre el mismo gobernador, Diego Sinuhé, el presidente del CDE de ese organismo, el señor Cifuentes, por el equipo de José Rivera -esposa y compadre y sus aliados Guillén y compañía- quienes manejan una vez más al Comité municipal del PAN, con un presidente de «familia».

NO HUBO EMPRESARIOS, ni representantes de ellos, a quienes luego de la decisión les pidieron nombres, nombres y más nombres, tomando en cuenta que, a ese sector, lo que realmente les interesa del municipio burocrático de Celaya es: Desarrollo Urbano, IMIPE y si se puede, JUMAPA.

LA CANDIDATURA -NO oficial hasta que se tenga el registro ante el IEEG- despertó toda clase de comentarios. Favorables pues consideran que es un buen «gallo», que tiene experiencia, y que como aspirante Independiente logró al menos un tercio de los votos emitidos cuando el PAN perdió la mayoría en el H. Ayuntamiento actual -oficialmente, todos conocen el triste papel de quienes desde la «oposición» hacen lo que la señora presidente Elvira Paniagua, les dice que apoyen o aprueben-, uno se dice del PRI y el otro, el «haiga sido como haiga sido» con sabor a Italia Shefieldiana.

TAMBIÉN COMENTARIOS EN contra, tanto al interior como al exterior del partido y por ciudadanos: unos estiman que una vez más se conculcan los derechos de los auténticos militantes a la toma de decisiones, pero que como sucede, los «jefes» buscarán que se incorporen a la talacha electorera de la próxima campaña en 2021.

NO HAY QUE darlos como los vencidos, pues de inmediato se recordó cuando el CEN del PAN envió un comunicado hace unos años para separar al equipo de los Rivera, Hernández y Guillén, porque se habían apropiado de ese el partido en Celaya y realizaban rebeldía ante la propuesta de un candidato empresario. La petición por escrito y que se hizo pública causó ruido y los mencionados tuvieron que recular.

EN UNA VISIÓN muy simplista Javier sumaría al voto duro del PAN, el 30 por ciento logrado como independiente en las últimas elecciones y que su carisma, experiencia y colmillo sumará celayenses y corrientes políticas que no militan en partido político alguno.

POR MORENA SIGUEN estancados y enfrascados. Esperan la decisión de Leopoldo Almanza, quien, al parecer, a pesar de que la política le fluye por la sangre, se retirará por el amor y seguridad de su familia. Lo que deja paso libre una vez más a don Antonio Chaurand y Juan Miguel Ramírez Sánchez. La pregunta es, ¿con alguno de ellos les alcanzaría para ganar las elecciones?

FRANCISCO ARROYO YA maneja al CDE de Movimiento Ciudadano en Guanajuato, aunque desconoce quién escribe, si ya renunció al PRI. Lo que sí es verdad es que al conocerse ese acuerdo del “gober” y su líder del PAN, de inmediato se dieron a la tarea de buscar a Paulo Bañuelos, a quien no sólo lo dejan fuera, sino que le obligan a reelegirse, pero buscando el voto en el distrito que hoy representa Emma Tovar, con la intención de sumarles votos a su proyecto que buscan cuajar. ¿Podría vestirse de naranja el ahora diputado azul? Pancho es muy convincente

QUEDAN A LA espera, Marco Gaxiola, quien, hasta antes de ese acuerdo, era la carta de los empresarios -y del Secretario Mauricio Usabiaga- y Adiel Ramos, ubicado para cualquier contingencia. Seguramente a ambos los incorporarán de una manera u otra. Desde una “pluri” al Congreso del Estado, a la planilla de regidores de Javier o algún cargo burocrático en Celaya o del gobierno del Estado. Pero, hasta que no esté Javier registrado oficialmente, muchos otros acuerdos se pueden tomar. Recordar la sabiduría popular: «del plato a la boca, se cae la sopa». 

[email protected]

Deja un comentario