29 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

El desafío

5 minutos de lectura

josé xermán vázquez alba

* El que no jala, se ahorca, cargas negativas

* Ganadores, MMM, Éctor, Ramón…


El más involucrado en el robo, desvío, fraude, de los 5 millones de pesos al DIF, José David Baeza López –con sus ligas con la Administración del MOCHE-, fue inhabilitado para la función pública por 20 años. “Esta preocupadísimo y a salto de mata cargando su maleta con 5 mdp.”

Debería establecerse si el Contralor Municipal, José Luís Nájera Arredondo, tiene o no responsabilidad, directa o por omisión, tras tres años de practicar auditorías “sin encontrar anomalías”. 

Por cierto es otra de la pesada carga de negativos que soporta don Ramón Lemus, pues eso de que “no hubo más”, para reelegirlo o sostenerlo como Contralor, es mentira piadosa, ante un Colegio de Contadores de cierto prestigio. 

El que ya no pudo esconderse, y detenido en Jalisco, fue Eduardo García Sánchez, ex funcionario del sexenio de Juan Manuel Oliva Ramírez, el que, parecido al asunto del DIF Celaya, extendió facturas apócrifas, o de algunos promovedores, por más de 27 millones de pesos, con este, son cuatro los arrestados. 

Cargas negativas de don Ramón su anuncio desde hace meses de una reestructuración en su Administración, de un golpe de timón, “el que no jala, se ahorca”, y pasado el tiempo, la tibieza asoma a su ventana. ¿qué pasa?, la pregunta.

Cambió al Secretario del Ayuntamiento, que se le aplaudió, aunque don Francisco Montellano –lo venimos señalando- de pronto se apagó, dejó de ser quien diera la cara para asuntos embarazoso del alcalde, y desde su nombramiento, pareciera que prefiere disponer escondiéndose en su escritorio.

Los celayenses sabemos de las presiones que ejercen, por quienes integraron la Administración del MOCHE y, los tres alegres compadres que aun disponen de información y gente para presionar a don Ramón para que a este ni se le ocurra buscar repetir en el cargo con eso de la reelección aprobada, y desde luego, esas cargas negativas de algunos nombramiento que se sabe, provienen del círculo cercano.


En el tintero de los cambios: Ignacio Ramírez Valenzuela, David Orozco –aquí la Contraloría opera lo que puede a su favor, alargando un dictamen, que videntemente es contra el funcionario, cuáis de los MOCHE-, Ignacio Lomelí, y quienes son grises, Desarrollo Urbano, Servicios Municipales. Vaya tarea para quitarse los negativos.

Éctor Ramírez Barba y don Ramón Lemus –y doña Lourdes Herrera-, resultaron ser los ganones tras la aprobación del endeudamiento hasta por 350 millones de pesos por parte de los diputados, pues guste o no, lo cierto es que el cabildeo, y la negociación con los “Chuchos”, con la lideresa del PVEM, el desdibujado legislador de MC que decía que no, no…pero a la hora de la hora, sacó su tajada por levantar dedito, con Nueva Alianza, a pesar de las intervenciones en lo obscurito de Fernando Bibriesca, a quien ya balconeó precisamente el líder de la bancada del PAN.

El primero de ellos toma delantera a la gubernatura y el segundo sale airoso de un asunto que divide a los celayenses, endeudar hasta por 15 años al municipio en momentos en que la economía mundial revienta y los interesas por dinero prestado, se elevan. 


Al que de plano, ni con dios ni con el diablo, fue al diputado por Celaya, don Jorge de la Cruz, quien criticó la solicitud de endeudamiento y en una actitud para muchos, traidora, se salió del pleno para NO votar. Y ahora resulta que su principal y único defensor es don Éctor Ramírez Barba -¿de a cómo el riflazo diputado?-, “no me ayudes compadre”, dirá el senador Miguel Ángel Chico y su grupo de precampaña . 

Los mismos militantes del PRI le cuestionaron muy duro, porque parece ser, se subió al ladrillito del poder y muestra su inmadurez política para enfrentar los desafío que la política impone. Fueron 26 a favor y 8 en contra, con dos abstenciones –la de la diputada de Los Chuchos, igualmente estimada como su compañero de la Cruz, como cobarde-. 

La alegría de don Éctor, su comentario sobre Ramón, y el regocijo de la mayoría panista en el Congreso llegó heraldos y tambores a Roma, destino verdadero de don Miguel Márquez, gobernador, en Europa, y mientras le tomaban y tomaban fotos con el Papa Francisco, llegó el mensaje: “la hicimos, ya está Impulso en Celaya”. 

Hasta los “artesanos” expositores le dijeron al jefe “Que cara de contento trae mi gobernador”. Sabe don Miguel, o la candidatura presidencial, o de perdis curul en el senado donde se vive y se vive muy bien 6 años, al menos.

La Feria NO tiene director oficialmente, e integrantes del patronato definieron la terna para substituir a don Edgardo Álvarez; está el protegido oficial de don Ramón, Juan Carlos Rojas Morett, el ahijado del empresario cercano, muy cercano, a la Administración del Moche, don Jesús Torres, Omar Hernández, quien por cierto, si es electo, lo primero que hará, ojala que así sea, pagar una factura por 3 mil 900 pesos que quedó a deber a La Feria por el uso, y luego abandono, de unas mamparas. El tercero, don Juan Jesús Ramírez Cruz, actualmente encargado de las relaciones públicas y comunicación de los regidores del PRI, con historial en el sistema educativo federal, del estado y municipal. Además con al menos dos empresas bajo su responsabilidad. 

Juan Carlos Rojas Morett, conocido por su participación en Sapuraya; se dice que hubo diferencias por el dinero, y quién mejor que sus ahora padrinos lo saben y, negocio en La Feria, manejando el estacionamiento y otros servicios. que podría resultarle aún o más negativo como el asunto del Instituto de la Mujer. Claro que, otros que venden “impunidad” mediática, escriben una historieta platicada mercadotécnicamente. Los negativos, son negativos
Tus comentarios, en pro o en contra: [email protected]

Deja un comentario