General

josé xermán vázquez alba 

* Familiaridad celayense con los tiempos
* Endeudamiento y alza tasas del predial
Referirnos a la inseguridad que padecemos, que tememos en Celaya, porque quien diga que no siente miedo, miente, es gastar tinta a los pendejo, cuando quienes tienen la responsabilidad de protegernos a los gobernados, no tienen interés, ni actitud ni la fortaleza para enfrentar el problema; la “pareja” armada del gobernador, hace lo que le viene en gana, y no es precisamente, nuestra seguridad, y por parte de la autoridad municipal, además de ignorancia, les vale madre, tanto, que el alcalde, don Ramón Lemus ni siquiera llegó a la reunión donde se presentaría “El plan” del Secretario, don César Vázquez Rivera. Familiaridad celayense con los tiempos.
Tampoco existe claridad, ni toma de actitudes y de decisiones por parte de los gobernados; unos por miedo, otros porque les vale o porque tienen entre parientes, amigos y familiares a integrantes de la delincuencias organizada en Celaya. Los gobernados callamos cobardemente ante los cadáveres sembrados diariamente en nuestras calles, a los robos de nuestras empresas, negocios o en nuestras casas; por miedo aceptamos que nos roben o cristaleen los autos, que asalten a nuestros hijos en las escuelas, o alrededor de las mismas. Somos timoratos y sólo de dientes para adentro. No actuamos. 
Entonces es gastar tinta a lo pendejo.
Esta semana se darán dos decisiones importantes para Celaya y su timorato Cabildo; en ambos casos, la señora Elvira Paniagua es clave, por ser de Celaya, por ser diputada, por intentar que le den chamba a su marido –creo que hoy es afanador de su casa, lava trastes y prepara comida, si es quien come en casa la legisladora local-, y porque su corazoncito impulsada por un grupo que antes mandaba en el PAN, le dicen que puede ser alcaldesa, o de perdis, diputada federal, del 2018-2021.
Someterán la aprobación para adquirir la deuda por 350 millones de pesos –impulso de Miguel Márquez y sus candidatos a la sucederlo-, y la terrible solicitud que firmaron todos, pero todos, los integrantes el Cabildo de incrementar la tasa porcentual para el pago del impuesto predial, que nos subieron hace tres años, el entonces gobierno del MOCHE y el dedito de los diputados de esa legislatura. Familiaridad celayense con los tiempos. 

Los panistas, no todos están de acuerdo, no juegan en la misma banda del gobernador, por lo que podrían no tener 19 votos de igual número de diputados azules; luego en el PRI, donde nunca han sabido ser oposición, son ocho votos que nadie sabe el sentido en contra o a favor, por sus heridas y lesiones: gente que maneja Miguel Ángel Chico, o el senador y su dirigente estatal, don Gerardo Sánchez y Santiago García respectivamente. ¿Por qué las cuentas? Sencillo, requieren al menos dos terceras partes de legisladores que levanten deditos para aprobarse la deuda, es decir, 24 congresistas. Entonces el resto de los diputados 3 del Verde –vendiditos a MMM-, 3 de Los Chuchos, PRD, ahora hermanitos incómodos de la derecha, y los tres restantes, Movimiento Ciudadano –va por la negativa-, Nueva Alianza -¿?- y Morena-por la negativa-. 

En el alza a la tasa porcentual –abuso contra de la mayoría de los celayenses- el único que va en contra, seguro, el diputado de MC, aunque aquí, don Ricardo Torre, regidor –por alguna negociación, apuñaló a los contribuyentes alzando su dedito-. En ambos casos, a Usted amable lectora(or) nos afecta y debemos estar en alerta. Familiaridad celayense con los tiempos. 

Y La Administración del MOCHE no la tiene fácil en las “irregularidades que han generado denuncias y notificaciones; va desde Alberto Pérez Quiroga, con un proceso desde 2012 por uso indebido de dinero público para el pago de licencias de los clientes de La Feria, pasando por la hasta ahora creíble Tesorera, doña Lourdes Herrera, que condonó “indebidamente” unas multas –en el gobierno de doña Rubí Laura- hasta don Vicente Caracheo –operador político de don Martín Rico, que tras correr a salto de mata, regresó, amparado, para enfrentar el proceso que le persigue en sus bienes por más de 130 mdp- Obviamente lo que encontró el Órgano Superior de Fiscalización, OSF, no es ni agradable ni sencillo. Al que se le vayan las cabras al cielo, saldrá lastimado, en lo personal, en lo familiar y en lo político.

Don Víctor Moreno falleció, y dicen que probable causa, fue saber que el OSF, descubrió inconsistencias en el pago prolongado de su sueldo sin presentarse a trabajar, enfermo, y los gastos que originó a la del MOCHE su atención médica. Si es o no cierto, q.p.d, después de todo, era sabido de los celayenses que así sucedió y que ahora doña Angélica Camarena tendrá que dar la cara.
Vale la pena escribir sobre el gobernador, el negocio de la Toyota, como en su momento lo fue Honda, compra de tierra, para revenderla a precios más altos, como el triunvirato actual en el Cabildo que manipula el traidor, en eso del “bisne” del alumbrado público. 

Los celayenses recordamos varias de las tranzas que les hicieron, desde el gobierno del Estado a ejidatarios de Juan Martín. Hubo fantasmas a los que se les otorgaron poderes absolutos sobre predios ejidales, ante notarios celayenses que nunca tuvieron frente a ellos, al otorgante de ese poder. Los terrenos en Salamanca, otra de esos multimillonarios “bisnes” de don Juan Manuel Oliva y sus cuácharas. O, durante la administración municipal anterior, comprando terrenos a precios de regalo, revendidos al municipio a precios de súper ganancia y, algunos, convertidos en escuelas “del conocimiento”. Claro, ahora con eso de que “puede” ser el candidato presidencial, límpienle el caminito a Los Pinos, porque, qué tal que si sea…y que llegue. La pareja presidencia lo sabe, y lo sabe muy bien. Por eso le van a Margarita.
[email protected]

Related posts

Mensaje del Gobernador Miguel Márquez, en la Despedida Ex-Presidente de Mazda Motor Manufacturing de México.

admin

ProcurApp: nueva aplicación vanguardista en el Estado de Guanajuato.

admin

Un atardecer en Celaya sin vehículos.

admin

Deja un comentario

Voces Laja Bajío
Diario Digital con presencia en el centro de México y zona Laja Bajío