7 mayo, 2021

El fenestrado PRI

Desde el año 1995 que el PRI en Guanajuato está ‘hundido’, los pocos liderazgos evidentes que se alzaban hace algunos años, como Gerardo Sánchez, Bárbara Botello, Yulma Rocha, Francisco Arroyo o Miguel Ángel Chico, ya no figuran, incluso este último ahora es una figura de Morena.

La elección de 2018, en la que la candidatura a gobernador que encabezaba Gerardo Sánchez obtuvo menos votos que la de Ricardo Sheffield, que representaba a Morena; confirmaron que el PRI ya estaba más que devaluado.

El PRI está tan consciente de que tienen poca fuerza en Guanajuato, que hasta se animan a reconocer que el escenario podría ser peor, si es que la militancia sigue fracturándose y no se compromete por los intereses del partido por encima de los intereses de grupo.

Vienen elecciones internas en los municipios, y es probable que esto pueda debilitar todavía más a los del Revolucionario Institucional.

Como es una costumbre añeja del PRI en el próximo proceso para elegir sus dirigencias municipales impondrán a sus dirigentes y no saldrán los lideres natos y con trayectoria dentro de ese partido

La pregunta es, ¿qué tan negativo pintará el panorama para el PRI en el 201?.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: