0 7 mins 5 años
León, Gto.-  El Teatro del Bicentenario celebra, su sexto aniversario y en este marco presentará, el próximo sábado
10 de diciembre, a las 20:00 horas, el concierto An die Freude (A la alegría),
con un programa que incluye las dos últimas sinfonías de dos grandes autores
del Clasicismo: la Sinfonía no. 41, Júpiter, de Wolfgang A. Mozart y la
Sinfonía no. 9, Coral, de Ludwig van Beethoven. Su interpretación estará a
cargo a la Orquesta Sinfónica de la Universidad de Guanajuato y el Coro del
Teatro del Bicentenario, con la soprano Marcela Chacón, la mezzosoprano
Guadalupe Paz, el tenor Édgar Villalva y el barítono Amed Liévanos, como
solistas, todos ellos bajo la batuta del maestro Roberto Beltrán Zavala.

La Sinfonía no. 41, en Do mayor,
K. 551,  Júpiter, de Wolfgang Amadeus
Mozart (1756-1791), es la última obra sinfónica compuesta por el hijo
predilecto de Salzburgo, y es para muchos expertos considerada la más poderosa
y vibrante, síntesis y cumbre de la creación sinfónica mozartiana. En ella
marca los pasos definitivos con que contribuyó a la evolución del género,
además de una propuesta de temas de gran heroicidad con guiños humorísticos y
plenos de emociones, amalgamados todos con la genialidad característica de su
obra. El sobrenombre Júpiter le fue otorgado hasta los años 1820, por un editor
inglés, y se ha aceptado desde entonces por la pertinencia de la grandeza
olímpica que caracteriza la obra.
La segunda parte del programa
estará dedicada a la célebre Sinfonía no. 9, en Re menor, Op. 125, Coral,
última sinfonía compuesta por Ludwig van Beethoven (1770-1827). La obra maestra
del compositor tiene como origen una comisión de la Sociedad Filarmónica de
Londres, en la que sus primeros bosquejos datan de 1817 y que finalmente fue
estrenada el 7 de mayo 1824, en Viena, bajo la dirección del propio Beethoven.
El poema de An die Freude (1785), conocido como Oda a la alegría, de Friedrich
von Schiller (1759-1805), sirvió de inspiración al compositor para crear la
primera sinfonía vocal registrada en la historia. El impacto formal que esta
obra tuvo en compositores posteriores tuvo como consecuencia el inicio de una
corriente que devino la creación de numerosas obras sinfónicas que incluyen
solistas vocales y coros.
Al entrar al vestíbulo del Teatro
del Bicentenario, los asistentes podrán participar en el work in progress
colectivo titulado “Un deseo que ilumine al mundo”. Esta pieza pretende hacer
una reflexión colectiva, con base en los versos de la Oda a la Alegría (An die
Freude), poema escrito en 1785 por Friedrich von Schiller (1759-1805). Con esta
concurrencia celebraremos el respeto, la tolerancia, la empatía, la concordia y
armonía colectiva, así como su poder para derribar muros imaginarios y reales,
entre personas, pueblos y países, en esa fraternidad a la que alude Schiller en
su poema, y que representa el tema central de este 6° aniversario del Teatro
del Bicentenario.
Además de estas actividades
celebratorias, el Teatro del Bicentenario inaugurará el sábado 10 de diciembre
la exposición PQMMXV México en la Cuadrienal de Praga 2015, muestra en la que
se exhibirán los trabajos de creadores escénicos mexicanos que participaron en
esta emisión, bajo la curaduría de Jesús Hernández y Eduardo Bernal. La
Cuadrienal de Praga es actualmente, la exposición de diseño escénico más grande
e importante del mundo, con la participación de 50 países.
Con estas celebraciones el Teatro
del Bicentenario ofrece una de las presentaciones más emblemáticas dentro de su
programa anual de actividades, que se va convirtiendo en una tradición por su
ánimo festivo dentro y fuera del recinto, antes, durante y después del
concierto.
En tan solo seis años de vida, el
Teatro del Bicentenario se ha consolidado como uno de los recintos teatrales
más importantes del país. Durante este 2016, ha presentado 129 exitosas
funciones, con la participación de más de 2,670 artistas y más de 48,000
asistentes como público.
Entre las presentaciones
internacionales más destacables de este año se encuentran las de Les 7 doigts
de la main y Cas Public (Quebec), Les Nouveaux Caractères (Francia), Orchestra
of the Swan y Schola Cantorum de Oxford (Reino Unido), el Ballet Nacional de
Holanda (Países Bajos) y la compañía de danza flamenca Antonio Gades (España).
Por lo que toca a la presencia nacional podemos subrayar la participación de la
Orquesta Sinfónica de la Minería, Orquesta Sinfónica de la Universidad de
Guanajuato, y la Compañía Nacional de Teatro, entre muchos otros.
El éxito de la temporada lírica de
este recinto lo han catalogado como el mejor productor de ópera a nivel
nacional. Durante el 2016, presentó con rotundo éxito cuatro producciones
propias: La Cenicienta, de Gioachino Rossini; Lucia di Lammermoor, de Gaetano
Donizetti y Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, así como la zarzuela La
leyenda del beso, de Reveriano Soutullo y Juan Vert. Además, con un afán de
acercamiento y revalorización de este género, la Ópera picnic congregó a más de
5,200 personas en un encuentro lúdico, que conjuntó gozo, respeto y orgullo de
nuestra comunidad.
Gracias a la gran respuesta del
público que nos ha acompañado a lo largo de este tiempo, todas las localidades
para este concierto celebratorio por el 6° Aniversario del Teatro del
Bicentenario ya se encuentran agotadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *