29 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Esta Boca Es Mía

3 minutos de lectura
Volver
Por
Jorge Montes González
Tu pide
igual y no nos toca pagar (el ranchero)
Esta semana después de mucho tiempo
he decidido salir  del autoexilio de las
páginas editoriales, veo para mi sorpresa  que las cosas no han cambiado mucho, desde que
el gobierno autoritario del mal afamado Reyezuelo (Pepillo Rivera) arremetía
contra la libertad de expresión y defendía con vehemencia sin igual su mega
sorpresa  que termino en mega desastre,
hoy las condiciones de la aprobación del endeudamiento por la cámara de
diputeibols, si los llamo así, pues tranzan la legalidad a cambio de intereses
personales.
Hoy nos venden una deuda; que en
otros municipios se resolvió la falta de recursos con acciones más comprometidas,
aunque sin duda que requieren sacrificio, como es el caso de Irapuato donde con
recortes presupuestales y ajustes al gasto les permitirán una aportación de 200,
000,000.00 de pesos en tres años para realizar obras, o como en el caso de San
Miguel de Allende o Cortázar que le apuestan a la gestión, pero ¿Porque en
Celaya no se pudo pensar en acciones como estas?
Las razones que los panistas nos
pueden dar son muchas y tan inverosímiles que parecería que ninguno de estos
municipios está a menos de 120 kilómetros o harían pensar que Celaya pertenece a
otro País o Estado. Pero la verdad es que decidieron irse por la cómoda.
Reconozco, como lo dijo el pastor de
los panistas en el congreso, el gran rezago en las comunidades y colonias, que
por cierto es lo que nos ha llevado el PAN en más de veinte años de gobiernos
del estado y municipales sumándoles a ello 
doce  años federales, donde el
tejido social que tanto pregona “el Inge” se ha descompuesto tanto.
Hoy no se está comprando reserva
territorial, no se está desarrollando infraestructura de gran calado como vimos
que se desarrolló en León o Querétaro, tal vez porque aquí gracias a la ineptitud
y corrupción  los puentes duran más 4
años en construirse o los tienen que romper una vez ya terminados.
Llevar esta deuda a la promesa de
resolver el problema de la inseguridad, me parece lo menos alocado, si no
que  hasta irresponsable. La inseguridad
es multi factorial al igual que su programa escudo resulto una panacea, y si
con obra se resolviera el asunto, la apuesta que hizo la administración pasada
en el polígonos de las Américas tendría que ya dar resultados, lo cual no ha
dado.
Ya el crédito se autorizó,  lo que hoy tenemos que ver los celayenses es
que esta obra no se haga a capricho de Ramón, ni del Pan, sino en funciones de
las necesidades de las comunidades y colonias, cuidar en la medida de las
posibilidades que no se preste al diezmo tan clásico en las administraciones
panistas que ellos llaman moche. 700, 000,000.00 de pesos son muy apetitosos
para la bolsa y las campañas. Y lo principal recordarles que ese dinero y las
obras que con ello se hagan se terminaran pagando desde hoy y por los próximos
quince años, si bien nos va.

Deja un comentario