0 4 mins 3 años

Al Tiro
El próximo año deja de ser «La Feria de todos» y se
llamara los “Bailes de Diciembre en Celaya”
«La Feria de todos» un evento sin contenido
temático, con un «elenco» digno de una feria pueblerina, un elenco
integrado en su mayoría por bandas, pues la empresa los caballos, propiedad del
expresidente municipal de Acámbaro y ex compañero de bancada de la ahora
presidente municipal de Celaya Elvira Paniagua, por cierto oriunda de la
hermana república de Salvatierra, perdón, retomando el camino,  la empresa los caballos es una empresa
organizadora de bailes no de ferias y que se visualiza, viene ha hacer negocio,
sin arriesgar prácticamente, nada pues el gobierno municipal le está
subsidiando al otorgarle más de cuatro
millones de pesos
por un elenco con el que si atraerá gente pero no para
visitar una feria que no ofrece ningún otro atractivo.
La feria del año anterior presentó espectáculos para
diferentes gustos y estratos sociales que es precisamente la función de las
ferias, cubrir una función social que las autoridades no pueden cubrir, además
de promover el comercio local, la cultura de nuestro pueblo; con un presupuesto
generalmente a fondo perdido pues no son, salvo en casos muy contados, para
dejar grandes utilidades; en la feria del 2017 se tuvo transporte gratuito lo
que permitió a familias de escasos recursos disfrutar de un evento al que solo
una vez al año pueden tener acceso llevando a la familia, hoy el costo de una
sola visita es oneroso para una familia integrada por cuatro miembros mínimo y
eso será una limitante, ya no será una feria para la familia sino para aquellos
que tengan la posibilidad de contar con dinero para asistir a eventos que en su
mayoría tendrán un costo, contrariamente a la feria anterior que permitía, con
el costo del boleto de entrada disfrutar del evento total.
Por cierto en la conferencia de prensa del lunes 17, la
señora Paniagua dijo que el sábado el ingreso bruto a la feria fue de 25,000
personas, en un lugar que no tiene espacio para 
tal aforo; si fueron ese número de personas, son las que acudieron a
aplaudir a Alfredo Olivas con un costo de acceso al recinto ferial de $100 se
fuera a ver el show o simplemente visitar «La Feria de Todos»,  las instalaciones estaban vacías, vieron las
fotografías que se subieron a las redes sociales; no quiera tratar de engañar a
la gente ni permita que la engañen Sra.  
esta feria no es para la familia, no tiene contenido ni atractivo
alguno, pésimos juegos, entrada cara, comida cara y mala y mejor ya no sigo
enumerando los desatinos de lo que usted y sus «asesores» han dado en
mal llamar «La Feria de todos», asesórese con gente que sepa de
ferias y no por gente resentida que sólo externa sus caprichos.
Así que disfruten los que puedan pagar porque las familias
de recursos limitados seguramente, en esta ocasión omitirán su presencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *