0 6 mins 3 años

Inflación y Salarios Mínimos

Carlos Aranda Portal
Wikipedia define la inflación, como
aumento generalizado y sostenido del nivel de precios existentes en el mercado
durante un período de tiempo que tiende a ser normalmente de un año. 
Cuando el
nivel general de precios aumenta, con cada unidad de moneda se adquieren menos
bienes y servicios. Es decir, que la inflación refleja la disminución del poder adquisitivo de la moneda y
una pérdida del valor real  de la misma. 
Una
medida frecuente de la inflación es el índice de precios, que corresponde al
porcentaje analizado de la variación general de precios denominado como Índice
nacional de precios al consumidor (INPC). Con esos elementos de definición
afirma la revista de internet Asuntos Capitales, que se considera, que quien
ofrezca aumentar más los salarios mínimos, es quien tiene más conciencia social
y que esto ayudará mucho a los trabajadores, porque recuperarán su poder
adquisitivo, lo cual es falso de acuerdo con lo que se afirma más adelante. 
El
salario mínimo, que actualmente es de $ 88.36  diarios en México, sin considerar  las prestaciones a las que se tiene derecho y
que equivalen en un período de tiempo de 30 días, a poquito más de $2,650.00 lo
que sabemos que no alcanza ni con mucho, para satisfacer las necesidades
mínimas de un trabajador, como es comida, vestido, escuelas, etc. o en otras
palabras, el dinero que necesita un trabajador y su familia para satisfacer sus
necesidades básicas, distinguiendo desde luego los salarios mínimos
profesionales, que son un poco más elevados, pero de cualquier manera
insuficientes. 
Según la revista mencionada, el hecho de considerar los bajos
salarios mínimos como la causa de la pérdida del poder adquisitivo y su aumento
como lo contrario, implica una falta de conocimiento de los mecanismos
económicos básicos o querer justificar que cada día los salarios rinden menos,
sobre todo por el aumento generalizado de los precios, que se debe en forma
básica a la inflación o en su caso a la especulación, si es que hay mucha demanda
de bienes y poca oferta de dinero para adquirirlos. 
Es por eso, que los
políticos y los legisladores, pretenden justificarse con el aumento al salario
mínimo, cuando la causa principal de esto, es la inflación, porque constituye
en sí, un impuesto oculto que todos debemos de pagar, pero que recae
principalmente en los más necesitados. 
Los salarios reales, se miden por lo que
compran. 
Los salarios mínimos no deben ser aumentador por un simple decreto del
gobierno en turno, porque si fuera por los salarios mínimos aumentados en forma
arbitraria, ya no habría más pobres en el mundo, lo cual es imposible de
lograr. 
}
El aumento por sí mismo, no resuelve el problema de fondo, que
realmente es la inflación. Tomemos, por ejemplo, la nación de Venezuela que es
probablemente a nivel mundial, quien más ha aumentado los mínimos y sin embargo
al día de hoy, es cuando más pobres hay en ese país. 
Cuando más perdieron su
poder adquisitivo en México, los salarios mínimos fueron en los sexenios
todavía recordados, sobre todo por los que los vivimos, en los de López
Portillo y Miguel de la Madrid, que es cuando más se aumentaron en México los
salarios mínimos, con las consecuencias que ya conocemos todos. Cuando más se
aumentaban los salarios reales, fue en las épocas de los 60, cuando los mínimos
se incrementaban cada dos años, cosa que estamos ahora muy lejos de lograr. 
La
verdadera causa del deterioro de los salarios mínimos, es la inflación, la cual
es creada por el propio gobierno, cuando se dedica a imprimir billetes de más,
tratando de justificar su exceso de gasto corriente,  el dinero mal gastado o despilfarrado -como
lo hacen los ministros de la Suprema Corte de Justicia, que gozan de sueldos
elevadísimos y prestaciones fuera de toda proporción, y casi lo mismo pasa con
nuestros legisladores, que luchan contra la llamada austeridad republicana que
propone entre las pocas cosas buenas el gobierno entrante- . 
Otras de las
causas de la inflación según la propia revista, es incrementar la deuda del
país, imponer más impuestos a los bienes que venden como la gasolina y la luz
dentro de otros, para financiar gastos que se consideran inútiles. ¿No esta
pasando esto en México? ¿Qué nos espera en el futuro con las medidas que se
están tomando, en contra de la economía?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *