0 7 mins 3 años

Todos con AMLO

Carlos Aranda Portal
Sabemos, que López Obrador fue el ganador indiscutible
de la elección para Presidente de la República y que su partido Morena, arrasó
en casi todo el país, no así en Guanajuato, que siguió siendo Panista en su
mayoría. 
Pero es conveniente acordarnos, que mucha gente estaba en contra de su
candidatura y su partido, principalmente porque adoptó en la campaña, visos de
populismo acendrado y que grupos enteros, se oponían a su elección como
Presidente de la República. 
Entre ellos, estaban los empresarios más poderosos
de México, haciendo referencia en el Consejo Coordinador Empresarial, (CCE) a Juan
Pablo Castañón, quien los citó y que a nombre de la cúpula empresarial y en
contra de lo que anteriormente decían, le dieron un voto de confianza a AMLO y
le ofrecieron cooperación en los programas, que anteriormente decían que iba a
ser “como tirar el dinero”.  
En pocas
palabras, le rindieron pleitesía. Me parece poco congruente, pues uno de los
contrapesos que tenía el ejecutivo, era precisamente el poder económico, que
ahora lo ponen a disposición de AMLO. 
En lo personal he sido un crítico de su
política y no por el hecho de que ahora sea el Presidente electo, le tengo que
rendir, cosa que no pienso hacer. Lo preocupante del caso, es que tiene la
mayoría en la cámara de Diputados y la mayoría en el Senado, o sea que tiene
mayoría en el Congreso Federal, lo que no se había visto en muchos años, desde
que el PRI, era propiamente el partido único. 
El futuro Presidente o “tapado”
como se le nombraba, cuando era mencionado como el personaje en turno que era
el candidato de dicho partido, ya se consideraba como el Presidente, como un
hecho aceptado.  
Recordemos la época de
José López Portillo, que fue el único candidato registrado y que no tuvo
oposición de ninguna especie y por eso ganó las elecciones con el 90% de los
votos. 
No había habido en una elección democrática, quien lograra la mayoría en
el Congreso Federal, lo que le permitirá a AMLO, modificar inclusive la
constitución, si así lo quiere. Hay que anotar que ya dijo que no lo va a
hacer, y que todo se hará conforme a derecho y tomando en cuenta las diferentes
opiniones, lo que comprobaremos conforme tome posesión el 1º de Diciembre y en
los meses subsecuentes. 
Lo que me preocupa, es que ahora, todo el mundo le
rinde pleitesía, aún los que se mostraron en forma abierta en su contra. 
Vuelvo
al ejemplo del CCE, en donde se “entusiasmaron” con la idea expresada por AMLO,
de apoyar a 2.6 millones personas con una ayuda que representa sólo esa
partida, 110 mil millones de pesos, que se depositarán puntualmente por parte
del Gobierno Federal y que los empleados en sus empresas, les darán cobijo para
que se capaciten y preparen para algún día trabajar.  
Dijo AMLO, que el dinero lo va a sacar del
ahorro que se tenga de la corrupción, pues por decreto, esta dejará de existir
y habrá muchos ahorros al respecto. 
Creo que el fenómeno AMLO, se dio porque
todos estamos hastiados de tanta corrupción e inseguridad, cosa que supo
aprovechar en sus discursos de su larga campaña este personaje, pues la gente
que lo apoyó, no quería oír otra cosa, que sus diatribas en contra de la “mafia
del poder” y muchas otras por el estilo. 
Lo que me preocupa también, son las
declaraciones del Sr. Carlos Urzúa, quien va a ser el nuevo Secretario de
Hacienda, quien de entrada mencionó que la inflación que esperaba para el año
próximo, llegue a un nivel de entre 4% y 5% invadiendo desde ahora, las
facultades del Banco de México, quien tiene la atribución por ley, de fijar la
inflación del país. 
Esto según un artículo de Manuel Mier, del que extraigo
algunas líneas. Esas declaraciones, violan la autonomía del Banco de México, que
es el que realmente está facultado para determinar dicha variable. Todo esto, va
en contra de lo que afirmó AMLO, que respetará la autonomía de dicho Banco. 
También surge la duda, respecto a la paridad del peso frente al dólar, si
tendrá una depreciación mayor con efectos muy negativos, lo que está por verse.
Recordemos que por la falta de confianza, la inflación en Venezuela llega ahora
a niveles extraordinarios y que en los últimos doce meses, es de 43,000 % al
año, cosa que esperamos que nunca suceda en México. 
Otra de las declaraciones
que es preocupante, es la que hizo Olga Sánchez en un programa matutino de TV,
de quien se espera que se convierta en la Secretaria del nuevo gobierno, en el
sentido de que ya se está estudiando la ley de Amnistía, a través de la cual se
reducirán muchas penas a los convictos, la que no será aplicable en los delitos
graves, como homicidio y secuestro entre otros, pero si se contempla de
despenalización del consumo de la marihuana y la amapola en algunos casos. 
Lo
que me llama la atención, es que a escasos días de la elección, ya se estén
entrevistando a los posibles funcionarios públicos, pues nos guste o no,
todavía tenemos un gobierno que hay que respetar.  Todo lo anterior, no debe considerarse que
estoy en contra de todas las políticas de AMLO, pues algunas de ellas, me
parecen muy pertinentes y deseo que le vaya muy bien en su nuevo encargo por el
bien del país, pero ya veremos cómo nos va con su nueva presidencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *