0 7 mins 3 años
   “El Mercado”

Carlos Aranda Portal
No cabe duda, que el llamado “mercado” en referencia a ese ente económico que rige la economía, querámoslo o no, desde los ciudadanos “de a pie”, pasando por los políticos, banqueros,  e inclusive el presidente electo, que en unos días más entrará en funciones, como Presidente de la República, estamos  querámoslo o no, sujetos a los vaivenes del mismo, que se maneja por cuestiones nacionales e internacionales, pero que a nivel local, tienen mucho que ver, con las señales que presenta el gobierno actual y el gobierno entrante. 
Enrique Quintana, director del prestigiado periódico “El Financiero” afirma que pelear con los mercados siempre lleva al fracaso, por lo que voy en esta ocasión, a tomar algunas ideas, por él expresadas, en su columna diaria, que aparece en el periódico mencionado, las que me parecen muy atinadas en general. 
Ese mercado no es una cosa anónima, sino que está formado por un grupo identificable de fondos de inversión, por intermediarios y grandes inversionistas y por instituciones multilaterales, según afirma el periodista aludido. 
En pocas palabras, son los hombres más poderosos económicamente hablando, ya sea del mundo en general, o de un país determinado. Dependen de informaciones duras, pero también se mueven a base de percepciones y cuando dichas percepciones se unifican y crean pánicos, es malo para el mercado nacional o internacional, según se trate el asunto. 
Las señales que ha dado hasta ahora el Gobierno entrante de López Obrador, primero fueron conciliatorias, pero ahora son preocupantes, en relación a la política que seguirá dicho gobierno y que plantean entre la población pensante y aún entre la población que no lo es tanto, inquietudes, que son difíciles de cambiar, después de determinadas decisiones que toma en el caso de México, el gobierno entrante. 
Hay inversionistas, que están temerosos por las decisiones que está tomando el gobierno entrante. Podemos, entre ellas contar con la cancelación del NAIM (NuevoAeropuerto Internacional de México) inclinándose el “pueblo sabio” que nunca se equivoca, por construir dos pistas en el aeropuerto militar (Hasta Ahora) de Santa Lucía que se encuentra como a hora y media del actual aeropuerto apoyados por el actual aeropuerto de la ciudad de México y por el Aeropuerto de Toluca, que está sub ocupado. 
López Obrador, lo hizo mediante “opinión” de dicho pueblo, inclinando la pregunta, hacia el aeropuerto de Santa Lucía. Otra de las cuestiones que han afectado fuertemente, es el quitar las comisiones que cobran  los bancos (Que a mi gusto si son exorbitantes) sin tomar en cuenta el entorno global, como es el hecho, de que, así como cobran demasiadas comisiones, éstas son compensatorias de las bajas tasas de interés que cobran sobre todo en los créditos hipotecarios entre otros. 
Lo anterior afectó fuertemente a los mercados y a la bolsa de valores, que perdió sobre todo para determinados bancos, (Los que dependen sus ingresos totales, en gran parte de dichas comisiones) y las pérdidas que aún no se realizan, hasta que vendan las acciones de la bolsa de valores, las que han sido de millones de pesos para dichas instituciones. 
Pero además no se tomó en cuenta, la autonomía del Banco de México, que no fue consultado al respecto, ni a los interesados. 
Surge la pregunta, si lo que se pretende es restar autonomía al Banco de México, que como institución ha sido independiente después de muchos esfuerzos del propio gobierno y de los particulares. 
El Banco de México se ha visto obligado por las circunstancias internas, pero también por las externas, a subir la tasa de referencia en 25 puntos base, para pasar del 7.75 al 8%, lo que originará un encarecimiento de los créditos en general, pero un mucho mayor pago de intereses de la deuda, que como país tenemos en México pero sobre todo creando más incertidumbre al respecto. 
Asimismo, el peso se ha devaluado con relación al dólar, que a nivel local y mundial se ha fortalecido, en parte por las decisiones internas y en parte por las decisiones externas. 
Otra cuestión que es preocupante, es la falta de cohesión en el equipo de López obrador, pues a pesar de que él dice que. en los primeros tres años de su gobierno, no cambiará las reglas fiscales y financieras, el Senador Monreal, dijo que seguiría adelante con su iniciativa, porque ellos son un ente independiente y que no dependen de la opinión de otras personas, aunque se trate del Presidente electo y futuro presidente de los Mexicanos. 
Sin embargo, se espera que Alfonso Romo y Carlos Urzúa, mantengan sus opiniones influyendo en López Obrador. Dichos personajes, han perdido peso en sus declaraciones, por todo lo dicho anteriormente. 
Sin embargo, en el presupuesto del país, que debe presentarse a más tardar el 15 de Diciembre y que se verá influido de manera fuerte por la baja en la cotización del petróleo, pueden volver a tener el peso suficiente, siempre y cuando sea un presupuesto acorde con la realidad y cumplible en sus pronósticos. 
No como las “encuestas” que pretende hacer López Obrador antes de entrar a la Presidencia, respecto al Tren Maya,, las nuevas refinerías y otras, volteando  fuertemente hacia el mercado interno, cuando la tendencia mundial es contraria.
                                                                                           

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *