0 6 mins 3 años

Las Conferencias “Mañaneras”

Carlos Aranda Portal

El nuevo estilo, adoptado por nuestro actual Presidente, es de llamar la atención en cuanto a la condición física que debe tener, para todas las mañanas de lunes a viernes, dar una conferencia de prensa, en la que normalmente destapa cada día un tema nuevo y en forma casi sistemática, acusa en la mayoría de los casos, sin ningún fundamento legal, desprestigiando a los involucrados en el tema tratado ese día, como sucedió la semana pasada, con el tema de la Comisión Federal de Electricidad.

Acusó a varias empresas, a las que la CFE les tiene que pagar cantidades muy elevadas, por el uso de ductos que no se han puesto en operación, no por falta de capacidad de dichas empresas en terminarlos, ya que, a algunos de ellos, sólo les falta un pequeño tramo.

No se han concluido porque ha habido problemas de tipo social, en donde las comunidades por las que atraviesa el ducto, no están de acuerdo en su continuación, simplemente por causas ambientales o porque sencillamente no quieren permitir la construcción de los mismos.

Básicamente estamos hablando de tres empresas, que son IENOVA, TRANSCANADÁ y CARSO ENERGY, las cuales defendieron en los medios de manera momentánea, pues pueden hacerlo por los medios legales, alegando que los contratos se firmaron con toda transparencia.

Sin embargo, Manuel Bartlett, director sin mucha experiencia en el ramo y recién nombrado para estar a cargo de la CFE., mencionó que el Presidente las va a invitar a que se rectifiquen dichos contratos y en caso de que no quieran, serán demandadas dichas empresas, lo cuál no deja de ser una amenaza.

Lo grave del caso, es que también sin fundamento, acusó a varios más, entre ellos al ex Presidente Felipe Calderón, quien por cierto se defendió una vez más de los ataques, pues no es la primera vez que López Obrador, lo acusa y en términos generales menciona que toda la culpa de lo pasado, es atribuible al neoliberalismo, que, como todo sistema político, tiene sus cosas buenas y sus cosas malas.

Recordemos que los que más fallamos en la aplicación de cualquier cosa somos los seres humanos y no los semi dioses como se considera nuestro Presidente, quien se siente infalible en todo lo que hace y dice, tal vez sea porque tiene controladas ambas cámaras, que forman el poder legislativo y trata de apoderarse del poder judicial, cosa que hasta la fecha no ha logrado.

En este caso específico de la CFE, de quien dice que propiamente todos, la querían ver quebrada y finalmente desaparecida, cuando todos sabemos que fue la caja chica de donde disponía el gobierno en grandes cantidades, para subsidiar los gastos e inversiones que tenía y que en muchas ocasiones no eran razonables.

Respecto a las empresas aludidas, les trata de cambiar las reglas del juego a medio camino, cuando los contratos especifican claramente, los derechos y obligaciones de las mismas, pero finalmente los empresarios, de alguna manera ceden a las pretensiones del Presidente, cuando dicen que quieren seguir trabajando con el gobierno.

Lo grave del caso, es que ese tipo de declaraciones, crean una gran desconfianza en los inversionistas y nos preocupan los inversionistas extranjeros, quienes, en ese clima, difícilmente querrán venir a Mexico, a poner en riesgo su dinero.

Varios ex funcionarios entre ellos Jordy Herrera, que fue exsecretario de energía y Luis Téllez, con el mismo puesto en sus tiempos, más otros siete exfuncionarios públicos fueron acusados sin fundamento por Bartlett o por el Presidente, quien es el que dicta las reglas.

También fue acusado el ex Presidente Felipe Calderón, quien en forma inmediata mencionó que Bartlett estaba mal informando al Presidente y en su cuenta de twiter mencionó que “en todo el mundo los consejeros independientes, son valorados por su experiencia, incluyendo la gubernamental.

El conflicto se evita, estableciendo un período de tiempo entre el desempeño del cargo y el desempeño profesional y la ley en México establece un año, para tales efectos” Si yo beneficié a alguna de las empresas en las que trabajé como asesor, que exhiban sus pruebas y si no que se callen”.  La contestación indirecta, del Presidente, es que deben ser 10 años los que transcurran y no un año como lo marca la ley, lo que fue respaldado por Mario Delgado, quien es el coordinador de Morena en la cámara de Diputados. Creo que, si así lo considera, que, en todo caso, cambien la ley, pues medios los tienen para hacerlo, aunque me parece excesivo el plazo planteado.

Lo preocupante es que nadie se opone al establecimiento de un poder absoluto, que para allá nos encaminamos, pues todas las instituciones que eran supuestamente independientes, ya las tiene controladas, el Presidente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *