0 6 mins 3 años

Auditoría e Inflación


Me llamó la
atención un artículo publicado en El Financiero, al que ahora me voy a referir,
y que menciona que, como requisitos adicionales en una auditoría, el fisco no
solamente requiere la contabilidad, contratos, estados de cuenta etc. que son del
contribuyente, sino que pide lo que denomina el fisco como “materialidad” sin
que esto, esté considerada en la legislación fiscal por lo que lo considero
como arbitrario. 
La “materialidad” se refiere a que se debe probar la
existencia de una operación, más allá de los documentos que la amparen. En
efecto, no basta con conservar los documentos que soliciten las leyes fiscales,
los cuáles son exigidos para dar a la operación mencionado, un efecto
tributario, sino que además se debe probar la existencia de la operación, lo
cual insisto es arbitrario. 
Hay que tomar muy en cuenta, que la mayoría de los
contribuyentes somos gente de buena fe, por lo que estamos pagando justos por
pecadores, de algo que no es atribuible a nosotros. 
Ha habido malas prácticas
por algunos contribuyentes, que fingen operaciones que no son reales y que las
presentan como tales, pero no debe generalizarse a todos los contribuyentes,
porque la mayoría, trata de contabilizar sus operaciones de manera correcta. 
Establece el artículo mencionado: “La ‘materialidad’
no está regulada en la legislación fiscal ni está comprendida en las facultades
de las autoridades fiscales para exigir la observancia de la misma, por lo que
no hay una disposición que permita a las autoridades valorar y cuestionar la
‘materialidad’ en las operaciones”. 
Existen en múltiples ocasiones en que el
SAT fue cuestionado y porque no decirlo refutado por su actuación, lo que
generó que en tribunales se impugnaran los criterios seguidos ante el tribunal
federal de justicia administrativa. Sin embargo, éste mencionó que la autoridad
fiscal, si tiene facultades para cuestionar la materialidad de los hechos,
aduciendo el artículo 59 III del código fiscal de la federación establece que
la autoridad tiene facultades para cuestionar la materialidad de los hechos,
revisando la contabilidad que según el artículo mencionado se integra también
con la documentación que compruebe, que la operación efectivamente se llevó
cabo. 
Lo cual deja al contribuyente en total estado de indefensión, por lo que
habría que acudir a instancias superiores, que confirmen que no hay motivo
suficiente para exigir la comprobación de la operación. 
No queda claro, si la
autoridad tiene facultades para hacer lo que está haciendo, pues en último
caso, les complica la vida a los verdaderos contribuyentes, pues no quedan
claros, cuáles son los elementos que pueden probar que realmente existió la
operación cuestionada. 
En todo caso, que el fisco mediante reglas secundarias,
establezca en forma precisa, cuales son los requisitos exactos, para que  una operación sea comprobable, además de la
contabilidad, No  quiero dejar pasar la
oportunidad, para mencionar que es muy preocupante el tipo de cambio del peso
frente al dólar que actualmente ronda en los 19.00  Entre otras cosas ha influido las tasas de
interés fijadas por el Banco de México. 
Muchas son las causas que se pueden
atribuir al incremento en las tasas de interés. 
Se deben principalmente a factores de tipo externo a nuestro país. Una
de las causas ha sido el aumento de las tasas de la Fed norteamericana que es
equivalente al Banco de México. Sin embargo, el Banco de México, siguiendo el
mismo camino, ha incrementado las tasas también en nuestro país, pues ahora
está en 7.5%  lo que ha ido en aumento en
forma indiscriminada. Sin embargo, la inflación ha ido a la baja, a pesar de
todo. Según información del Universal. 
El Indice Nacional de precios al
consumidor (INPC) registró en la primera quincena de abril, un descenso del
0.35%, respecto a la quincena anterior, dando como resultado una tasa de
inflación anual del 4.69%. La desaceleración quincenal, es la quinta
consecutiva a tasa anual, desde la primera quincena de febrero. 
La pregunta es
¿Por qué no se refleja en mi bolsillo el decremento en la inflación? Las
razones son el aumento indiscriminado de los precios que, a pesar de la baja en
la inflación, no bajan a la misma velocidad, por especulación básicamente.
Hasta que no llega la competencia real del mercado, bajan los precios, pero
esto es muy lento y por eso no se refleja en nuestros bolsillos. Esta y otras
muchas preguntas, quedan sin una contestación satisfactoria, sin embargo
debemos estar al pendiente de todo lo que sucede en nuestro entorno, como lo
mencionado anteriormente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *