0 6 mins 5 años

Reducción de Impuestos en EU

Carlos Aranda Portal

Debemos considerar inicialmente, como una mera propuesta, la iniciativa de Donald Trump y su equipo, de reducir impuestos, sobre todo la tasa del impuesto que grava a la empresas y personas físicas, la cual pretende rebajar del 35% que actualmente es la tasa máxima de pago, al 15%. Según notas de France Press, esta reducción propuesta, es histórica porque nunca se ha dado en los Estados Unidos, pero la iniciativa debe pasar por el congreso y aún no ha sido aprobada por el mismo.

Lo que definitivamente no pasa es el BAT (Border Adjustment Tax) que pretendía gravar las exportaciones de otros países hacia los Estados Unidos y no gravar las importaciones que hiciera dicho país de diversas partes del mundo.

No fue presentada por considerarse improcedente, pues tendría muchas repercusiones que no vale la pena comentar, sobre todo ahora que la   iniciativa no ha sido presentada formalmente. Sin embargo, la reducción de tasas, ya ha sido mencionada en forma oficial por Trump y su equipo, principalmente a través de su tesorero Steven Mnuchin, por lo tanto. habrá que considerar las repercusiones que traerá, tanto a los Estados Unidos como al resto del mundo y por ende a México, pues así de poderosos son nuestros vecinos del norte. Esto implica una caída muy importante en la recaudación de Estados Unidos, que se estima la disminución, al menos en   180 mil millones de dólares al año, cifra que de ninguna manera es poca cosa. Arturo Damm, en su columna de Asuntos Capitales, mantiene el punto de vista en el sentido de que cualquiera que tenga la iniciativa de reducir impuestos, debe responder a tres preguntas que son clave en la materia:

¿A quién beneficia?  ¿Cuánto cuesta?  ¿Quién la paga? De manera clara la administración Trump no ha respondido a estas preguntas y es muy probable que no tenga las respuestas a las mismas, sino simplemente lanza la iniciativa, con el argumento de que va a incentivar sobre todo a las grandes empresas, a hacer mayores inversiones por parte de las empresas, que compensarían cuando menos en forma parcial la baja importante en ingresos.

Otra forma de compensar, es reduciendo los egresos, lo que está por verse. A la larga podría traer más perjuicios que beneficios, pues únicamente se ve cómo alternativa de salida del problema en caso de originarse, un mayor endeudamiento, cuando los Estados Unidos son uno de los países con mayor déficit fiscal que alcanza la fabulosa cifra cerca del 100% del PIB, lo que representa uno de los endeudamientos más grandes del mundo actual.

Sin embargo dicha reducción, propiciaría  que las empresas que están fuera de los Estados Unidos, viendo la diferencia tan importante de tasas, buscarían establecerse en ese país y  por este mecanismo atraer hacia los Estados Unidos, 2.6 billones de dólares que actualmente se mantienen en el extranjero como inversión, lo cual generaría nuevos ingresos que vendrían a compensar la reducción de impuestos. Se espera sobre todo por los demócratas y los republicanos que están a favor de proteger el déficit fiscal, una gran oposición y veremos por lo tanto que es lo que sucede al respecto.

La pregunta clave, es si se aprueba dicho plan, ¿de qué manera afectaría a México, nuestro país? Los especialistas mantienen la opinión en el sentido de que México tendría que actualizar su sistema impositivo, pues comparado con Estados Unidos, sería poco competitivo y en un plazo relativamente corto, las empresas extranjeras, incluyendo las que están en México, emigrarían hacia los Estados Unidos por la diferencia tan notable de tasas de impuestos empresariales.

Uno de los puntos a considerar en nuestro país, es la disminución de deducciones en el impuesto sobre la renta que permiten reducir la base, pero considerar en disminuir  la tasa que está vigente actualmente.

Es de considerarse que los más ricos del mundo, eluden por todos los medios posibles el cumplimiento de sus obligaciones impositivas en todo el mundo, que actualmente se estima en cinco veces el tamaño de la economía global, y que ya no tendrían que hacerlo si la tasa se reduce como la propone Donald Trump, o cuando menos disminuiría esta tendencia y sería menos utilizados los paraísos fiscales, denominados así por sus nulas o muy bajas tasas impositivas.

La evasión fiscal origina la gran desigualdad que existe en el mundo sin hacer excepción a los Estados Unidos o a nuestro propio país que es Mexico.  Existen verdaderos especialistas en este sentido, pero este artículo no va enfocado a abordar dicho tema, que dejaremos para más adelante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *