25 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Francisco Eduardo Tresguerras, “El Miguel Ángel mexicano” a 183 años de su Muerte.

4 minutos de lectura
Por.- Juan Hernández
Como los
genios Renacentistas, que incursionaron exitosamente en las ciencias, el arte y
la política de su tiempo, el arquitecto mexicano fue un hombre que se internó
por diferentes senderos artísticos y profesionales

 Considerado
el segundo gran arquitecto del neoclásico en la Nueva España, Francisco Eduardo
Tresguerras, fue mucho más allá de laarquitectura, e incursionó en la escultura
y la pintura al aguafuerte; fue grabador, carpintero, tallista, agrimensor,
poeta, músico y político. Un hombre que “blandió armas” en la mayoría de las
actividades intelectuales de su época, y cuyo trabajo arquitectónico, por el
que más es reconocido, se aprecia aún hoy en su natal Celaya, en el estado de
Guanajuato.
Nacido un 15
de octubre de 1759, el futuro notable arquitecto en un principio quería ser
fraile, y como consecuencia ingresó a la Real y Pontificia Universidad de
Celaya; sin embargo, al mismo tiempo que se sentía atraído por la religión
también estaba subyugado por el dibujo, por lo que decidió darle un tiempo a su
vocación de fraile y dedicarle un espacio al dibujo. Con ese objetivo se
trasladó por un corto tiempo a la capital; un corto tiempo que sería
definitorio en su vida futura, porque a partir de él sus prioridades cambiaron.
Cuando
regresó a Celaya, su etapa de fraile había quedado definitivamente atrás, y en
consecuencia contrajo matrimonio con Doña Francis Martínez de Ibarra. El
matrimonio tuvo cuatro hijos, y en los primeros tiempos Tresguerras se dedicó a
los levantamientos topográficos, los arreglos y composturas de casas y los
avalúos. Pero al mismo tiempo que se empeña en estas actividades, engullía
libro tras libro sobre las bellas artes, y comenzó a poner a prueba sus
capacidades y cualidades como músico, pintor, poeta, tallador y arquitecto.
Finalmente
fue nombrado Maestro Mayor de las Obras Públicas de la ciudad de Celaya, con
facultades para “que las dirija, revise, destruya o enmiende”, por el cabildo
de la ciudad. Fue entonces cuando realmente comenzó la que sería una fructífica
carrera, que según el historiador Zamorrani probablemente lo llevó, tras
concluir la iglesia del Carmen en Celaya, a ser aceptado por la Academia San
Carlos.
A lo largo
de los años participó en más de 20 obras de arquitectura e ingeniería
reconocidas, y se le atribuyen otras seis, algunas de las cuales están entre
los ejemplos ineludibles del neoclásico en México; al margen, otras muchas
obras, al margen de su discutible, calidad, dan referencia de su prolífica actividad
en el mundo de las bellas artes de su tiempo.
Con el paso
de los siglos se ha reafirmado como el arquitecto nacido en tierras mexicanas
al que más textos biográficos le han dedicado. Y las causas de esto son
definitivamente contradictorias. La primera gira en torno a la gran admiración
que despertó en su época, refrendado en el sobrenombre de “Miguel Ángel
Mexicano”. Posteriormente, a causa de la consagración de gran arquitecto con la
que había pasado a la historia. Y finalmente, cuando al estudiar más
detenidamente sus obras se hace evidente la mediocridad de muchas de ellas, y
los críticos sienten la necesidad de poner las cosas en su sitio, y
desenmascarar definitivamente al supuesto Michelangelo de México.
El
multifacético Tresguerras
Algunas de
las obras arquitectónicas que hicieron famoso al artista mexicano
» Monumento.
Tablado y arco triunfal en honor a Carlos IV, en Celaya (1791)
» Sillería
del coro de San Francisco, en Querétaro (1796)
» Fuente de
Neptuno en Querétaro (1797)
» El Mesón
de Parra, donde hoy se encuentra la escuela de Morelos
» Su propia
casa, en Celaya
» Iglesia
del Carmen, en Celaya (1802-1807)
»
Terminación de la Iglesia de las teresas, en Querétaro (1803-1808)
» Puente
sobre el río de la Laja, en Querétaro (1804-1806)
» El Parían
anexo a la Iglesia del Carmen, en Celaya; Capillas para las estaciones del
viacrucis en el atrio de San Francisco, en Celaya (1810-1817)
» Altares de
la Iglesia de San Francisco, de Celaya (1819)
» Altar
mayor y los laterales de la iglesia de la Tercera Orden, Celaya (1820)
» Teatro
llamado Coliseo, en Celaya (1824)
» Teatro
Alarcón, en San Luis Potosí (1825-1827)
» Retablo y
Altar mayor de la iglesia del Carmen, en San Luis Potosí (1826)
» Columna
para conmemorar la toma de San Juan de Ulúa, en San Luis Potosí (1827)
» Proyecto
de remodelación del Colegio en Celaya (Convento de San Francisco 1827)
» Decoración
de la capilla de Santa Faustina, en la iglesia parroquial de Guanajuato (1827)
» Proyecto
de la iglesia de la Merced, en Celaya (1830)
» Torre y
decoración interior de la iglesia de San Francisco, en San Miguel del Allende
(1799)
» El altar
mayor del templo de La Soledad, en Irapuato (1810) Se le atribuyen
» La fábrica
de Zempoala, en Celaya (1824-1826)
» El primer
cuerpo de las torres y el Altar Mayor de San Felipe Torres Mochas, en
Guanajuato
» El Palacio
Rul, de Guanajuato (1802)
» La Casa de
Manuel de la Canal. En San Miguel de Allende
» Retablos
del templo, ya destruido, de la Compañía, en Celaya
» La Casa de
José Mojica, cerca de la plaza principal de Celaya

Mas reportajes

2 minutos de lectura
3 minutos de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar

2 minutos de lectura
3 minutos de lectura
10 minutos de lectura