Por Rodrigo Islas Brito
Lourdes Baez Meza, hasta hace unos días directora del Centro
de las Artes de San Agustín (CASA), fue según declaración del secretario de
cultura de Oaxaca, Alonso Aguilar Orihuela, separada de su cargo por “una
decisión conjunta del Centro Nacional de las Artes (CENART), del maestro
Francisco Toledo y del gobierno del Estado de Oaxaca”.

“Fue una decisión conjunta, está persona no seguirá en
funciones  por supuesto, y pues esa es la
postura” dijo el funcionario al inicio de una entrevista conjunta de distintos
medios de comunicación al concluir un acto público.
La razón para este despido confirmado por el titular de la
Secretaria de las Culturas y las Artes de Oaxaca (SECULTA) es resultado de una
situación muy poco conocida en Oaxaca, pero ventilada en diversos medios de
comunicación de Celaya Guanajuato desde hace cuatro meses.
Pues Baez rindió protesta 
como directora del Sistema Municipal De Arte y Cultura de Celaya
(SISMACC) el pasado 19 de diciembre del 2015, al mismo tiempo que desempeñaba
un cargo similar, a nueve estados de distancia en el CASA de San Agustín Etla,
Oaxaca.
Al respecto, la persona que la nombró al frente del SISMACC,
Ramón Lemus Muñoz Ledo, alcalde de Celaya, reconoció, según lo consignan
versiones periodísticas,  una “duplicidad
de cargos” por parte de Baez.
Pero lo justificó argumentando que a la funcionaria no le
aceptaban su renuncia en el CASA  de
Oaxaca, asegurando que desde enero Baez no recibía un sueldo en el instituto
fundado por el pintor Francisco Toledo y que recibe el apoyo financiero de la
nueva Secretaría de Cultura federal  a
través del Centro Nacional de las Artes (CENART) ,el Gobierno del Estado de
Oaxaca y fundaciones privadas, a pesar de seguir trabajando ahí.
“Desde que aceptó el cargo aquí, ella solicitó su renuncia
en Oaxaca; el día de hoy (siete de abril ) precisamente está en la ciudad de
México, ya se la aceptaron, el día de hoy estarán entregándole la autorización
de la renuncia”, aseveró el alcalde, según lo reportan versiones periodísticas.
No obstante estas mismas versiones daban cuenta que en
contraste por lo declarado por el alcalde celayense, el cargo que ocupaba en
Oaxaca, como directora del CASA, aún seguía apareciendo en la lista de
servidores públicos registrada en la página www.oaxaca.gob.mx.
Resaltando también que trabajar en dos sitios contravenía el
mismo reglamento interno del Sistema de Arte y Cultura de Celaya que dictaba en
unos de sus incisos, que el director o directora “no debe desempeñar otro
puesto o cargo público”.
El ocho de abril del 2016, justo al día siguiente del apoyo
mostrado por el alcalde Muñoz Ledo, medios celayenses informaron que Lourdes
Báez Meza no había podido  concluir su
proceso de renuncia a su cargo como directora del CASA.
“Lamento que esto ocurra, teníamos grandes planes, creo yo
que se complicaron administrativamente las cosas según tengo entendido, y yo no
puedo seguir esperando a que esto pueda suceder y por eso buscaremos el perfil
que pueda llevar a cabo el proyecto que ella ya había iniciado como un
bosquejo”.
Declararía  el alcalde
sobre esta funcionaria cultural que terminó al final siendo ni de aquí ni de
allá, cuestión por la que finalmente nombró a otra persona en su lugar.
A lo que siguió el pasado 18 de abril  la Contraloría Municipal de Celaya, en
palabras de su titular José Luis Nájera Arredondo. Baez deberá devolver a ese
municipio 59 mil 500 pesos por concepto de pago de nómina que recibió de
mediados de diciembre a mediados de febrero, además de que hoy está sujeta a un
proceso administrativo de investigación.
Lourdes Báez Meza, deberá devolver al municipio 59 mil 500
pesos por concepto de pago de nómina que recibió de mediados de diciembre a
mediados de febrero, en un plazo máximo de quince días  además de quedar ya sujeta a un proceso
administrativo de investigación.
Por lo que la Contraloría Municipal, está en la espera de
que SECULTA oaxaqueña responda a la solicitud de información respecto al actual
estatus laboral de Báez Meza.
Situación que ha sido aclarada ya por su titular Aguilar
Orihuela. A lo que queda esperar la reacción de Francisco Toledo, artífice del
CASA,  y quien durante casi siete años
colaboró y trabajó al lado de Lourdes Báez Meza.
Cuya duplicidad de funciones, en dos distintos estados, a
cargo de dos diferentes administraciones, podrá traerle a lo mucho, según la
opinión de algunos juristas oaxaqueños, una inhabilitación como servidor
público durante un periodo aún por determinar.
Asi lo dio a conocer el periódico RiOaxaca