0 7 mins 3 años
(Y Dos
Posdatas).
Ricardo
González Melecio.

Cuando aún no se apaga el fuego de las brazas de la cancelación del nuevo aeropuerto (y el que por cierto ya atrajo una alza de las tasas de interés por parte del Banco de México) ya surgieron otros incendios por la nueva estrategia de Seguridad Pública de crear una Guardia Nacional comandada por militares, el nuevo Fiscal “carnal” y hasta porque ya van a asesorar a AMLO los dueños del dinero en nuestro país.


Pero vamos por partes. Lo de la subida de las tasas de interés por Banxico, es, según ellos, por la desconfianza de la inversión extranjera, a raíz de la cancelación del NAIM de Texcoco. Esto va a encarecer el dinero. Los bancos van a subir las tasas de interés a sus tarjetabientes, préstamos personales y probablemente los créditos hipotecarios. Este encarecimiento del dinero va a afectar el poder de compra y con esto a los productos de bienes y servicios y esto puede ocasionar un retraimiento en el crecimiento de nuestro país y una presión del peso frente al dólar. Aunque también hay que tomar esto con la debida proporción, porque la inversión del aeropuerto representa un 2% o menos del presupuesto, pero aquí lo malo fue la desconfianza que generó en las tres calificadoras más grandes del mundo, una de las cuales redujo la nota crediticia de México por la incertidumbre que generó la cancelación del nuevo aeropuerto. Fitch Ratings de plano colocó de estable a negativa la perspectiva crediticia y aunque Standard and Poor´s (S&P) y Moody´s no hicieron ajustes a la calificación ni a la perspectiva de la nota crediticia, advirtieron que tendrán en observación al país y que en caso de cambios bruscos degradaran la escala.


¿Por qué es tan importante tener buena calificación de estas calificadoras? Porque es como la calificación que un profesor les pone a sus alumnos dependiendo su rendimiento. O mejor aún, este ejemplo es mejor: es la calificación que tiene uno por la tarjeta de crédito. La cual entre mejor sea la nota crediticia basada en los pagos, más te presta el banco a menor interés. Pero si tienes notas bajas, te presta menos con mayores intereses, por el nivel de riesgo al pagar. Pero si no eres buen pagador te mandan al buró de crédito y éste es el exilio financiero.


En relación a lo de crear una Guardia Nacional mandada por militares, pues habría que ver los resultados y dar el beneficio de la duda, pero podría ser más de lo mismo. Hay sectores de la población que ya están hartos de la inseguridad y violencia que hay en nuestro país y opinan que si no dio resultado el ejército, ¿Qué garantía hay de que esta guardia si lo dé? Que es la misma gata, nada más que revolcada. Por esto y por lo del fiscal “carnal” algunas ONG´s ya de plano rompieron con la alianza que tenían con López Obrador. Expresaron que la falta de autonomía del fiscal fue una promesa de campaña de Obrador, y tienen razón. Un fiscal “a modo” no es lo que requiere el país. “Consideramos que el gobierno de transición no ha sido congruente con el discurso que ha sostenido con las organizaciones de la sociedad civil, las víctimas y la población mexicana en general”, denunciaron. “Exigimos no reformar la Constitución para militarizar el país y las instituciones democráticas. Exigimos dotar a la fiscalía de una autonomía real del poder político, del poder militar y de cualquier otro poder fáctico, a partir de la propuesta que ha sido presentada por los colectivos #FiscalíaQueSirva y #VamosPorMas”. Expresaron. Es verdad que se requiere una fiscalía autónoma, porque ésta va a estar controlada por el presidente. Aquí ya está incumpliendo una promesa Obrador.


Y el loco de Fox ya convocó a la resistencia civil. ¿Qué autoridad moral tiene este individuo? Ninguna. Ya le quitaron su pensión y van por los campos petroleros que adquirió ¿con que dinero? Y por su enriquecimiento inexplicable (o muy explicable). Por eso quiere “tumbar” a Obrador, pero pronto recibirá las consecuencias de su mal actuar.


POSDATA UNO.- En la cuestión de los inmigrantes, nunca habíamos visto algo igual, un tránsito tan grande de extranjeros. Aquí surge la pregunta ¿Quién los financió? ¿Con que propósito? ¿Quién gana con ello? Es obvio que fueron financiados y alguien puso el dinero. Yo opino que fue Trump, en la víspera de las elecciones, para ganar el voto de quienes no quieren que entren a su país. Y algo consiguió, porque si bien ganó el Senado el partido Republicano, perdió la cámara de diputados a manos de los demócratas. El asunto es que este fuego ahora ¿quién lo apaga?


POSDATA DOS.- Los dueños del dinero en México, lo que Obrador llamaba la “mafia del poder”, ahora resulta que lo van a asesorar. Esta es otra incongruencia. ¿Se dejó seducir por el canto de las sirenas del dinero? Porque es verdad que todos los que lo van a asesorar fueron favorecidos por el gobierno en turno y por los pasados, y se enriquecieron por el tráfico de influencias, como decía Obrador, pero ahora ¿ya cambió de opinión? No ha llegado todavía a la presidencia y ya hay incongruencias entre lo que dijo que iba a hacer y lo que está haciendo. Lo dicho, este gobierno entrante ya está generando polémica.
Comentarios y opiniones al correo:
[email protected]
Twitter: @gonzalezmelecio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *