28 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Investiga Guanajuatense Diversidad Genética de los Nopales

2 minutos de lectura
Guanajuato, Gto.-El nopal, uno de los productos básicos
en la alimentación de los mexicanos, es objeto de estudio en el Laboratorio de
Biotecnología del Campus Celaya-Salvatierra de la Universidad de Guanajuato
(UG), en donde a través del proyecto 
“diversidad genética de los nopales”, se busca obtener la línea
genética, observar la variabilidad existente en la especie y mejorarlo para el
consumo alimenticio.
En México se reconocen por lo menos 400
variedades del nopal, y se cuenta con estudios precisos de las características
de la raíz, la flor, la penca, la semilla, la espina, y el fruto. Sin embargo,
la investigación que se realiza en la Universidad de Guanajuato pretende ayudar
a saber las características y mejorar el nopal para consumo, explicó el doctor,
Carlos Alberto Núñez Colín, adscrito al Departamento de Ingeniería
Agroindustrial y profesor de Ingeniería en Biotecnología.
Al respecto, sobre las variedades del
nopal, dijo que “algunas especies son comestibles, otras dan frutos dulces,
otras dan frutos ácidos, otras se utilizan como forraje para ganado, y el
cruzamiento de tunas amarillas con rojas nos dan especies que a lo mejor no son
tan buenas”, por lo que se busca especificar mediante el estudio genético
cuáles son las especies que ayudan al control de enfermedades como la diabetes.
Se trata de “encontrar el origen de la
especie, mediante la aplicación de marcadores moleculares en los genes, en este
caso directamente en la observación de los cloroplastos que se heredan de
manera materna, lo que permite hacer toda la línea genética y se podrá cortar
una especie y comenzar otra, lo que permitirá ver la compatibilidad entre
ellas”, agregó Núñez Colín.
En la investigación se involucraron tres
alumnos de biotecnología, quienes participan y trabajan en el laboratorio en
colaboración con el Instituto Nacional de Investigaciones Forestales, Agrícolas
y Pecuarias (INIFAP).

De acuerdo con Carlos Alberto Núñez, esto
es el inicio de un proyecto con mayor alcance, pues las diferencias obtenidas
basadas en el estudio genético, permitirán tener conocimientos aplicados al
sector agrícola, para generar nuevas variedades de productos “y así realmente
entender la herencia genética y que los programas de mejoramiento sean
efectivos no sólo en el nopal sino en semillas como el maíz, sorgo o frijol”,
por lo que invita a los alumnos de biotecnología a unirse a este proyecto.

Deja un comentario