31 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Jornada sangrienta en Guanajuato con 35 homicidios, autoridades optan por invisibilizar y evadir el problema

10 minutos de lectura

A pesar de los restos humanos localizados el fin de semana en Irapuato, la FGE y la vocera para temas de seguridad del Gobierno Estatal se resisten a reconocer la existencia de fosas clandestinas


Guanajuato vivió una de las jornadas más violentas del año con 35 homicidios dolosos durante el domingo 27 de septiembre, mientras las autoridades guardan silencio y esquivan el problema que no ha cesado pese a la detención de José Antonio Yépez, el Marro, considerado por la Fiscalía General del Estado como el principal generador de violencia.

Durante las primeras horas del domingo se reportó la masacre en un centro nocturno de Jaral del Progreso que dejó como saldo 11 personas muertas, además de múltiples asesinatos en distintos puntos del estado.

La cifra de personas asesinadas durante la jornada del domingo varía. De las notas periodísticas y el parte de novedades de la Fiscalía General del Estado, POPLab registró 35 homicidios, mientras Tresearch, agencia especializada en estudios de opinión, documentó 31 asesinatos. En el análisis de la organización, Guanajuato triplicó en número a Baja California, estado que ocupó este domingo el segundo lugar por la cantidad de personas asesinadas.

Sin embargo, en el parte de la Fiscalía General del Estado se omitió información sobre la masacre de Jaral del Progreso, entre otros ataques para reportar solo 19 víctimas de homicidio.

Los hechos sangrientos se acumularon al paso de las horas del domingo sin que existiera pronunciamiento por parte del Gobierno del Estado. Cinco horas después de la masacre en Jaral del Progreso, la Fiscalía estatal envío un comunicado para confirmar 11 víctimas mortales y el traslado de una mujer para recibir atención médica por las heridas que le ocasionaron los impactos de arma de fuego.

Además de los múltiples homicidios, durante el fin de semana se localizaron restos humanos a las faldas del Cerro de Arandas en Irapuato. Las primeras declaraciones sobre la jornada llegaron la tarde de este lunes y corrieron a cargo de la titular de la Unidad de Análisis y Estrategia por la Seguridad, Sophia Huett López, quien invisibilizó la problemática que aqueja a Guanajuato.

La postura que asumió la vocera del Gobierno de Guanajuato para los temas de seguridad se centró en responsabilizar a los municipios por la nula regulación de establecimientos como la “Cabaña del Toro” en Jaral del Progreso, donde se registró la masacre durante la mañana del domingo.

Huett López también sostuvo el discurso de la Fiscalía General del Estado respecto a la inexistencia de fosas clandestinas. Con el argumento de que la institución a cargo de Carlos Zamarripa es la única con facultades para definir si el sitio donde se localizan restos humanos es una fosa, la comisionada secundó el discurso de la Fiscalía que no reconoce las fosas clandestinas en la entidad.

Horas más tarde, la Fiscalía General del Estado circuló un comunicado de prensa sobre los hallazgos en Irapuato, aunque sin mencionar el término “fosas”, la institución dijo que de un primer estudio se puede determinar que los restos corresponden a no más de 15 personas.

En el comunicado también se asegura que los restos y las bolsas de plástico se encontraron sobre la superficie y que los trabajos en la zona concluyeron, información que se contradice con la postura que envió el domingo el comisionado estatal de búsqueda, Héctor Díaz Ezquerra.

35 homicidios en un día

En el recuento con información de los homicidios registrados en medios de comunicación y de los que reporta la Fiscalía General del Estado, suman 35 víctimas tan solo en la jornada del domingo.

Durante las primeras horas del 27 de septiembre se dio a conocer la masacre en Jaral del Progreso que dejó 11 personas fallecidas dentro del centro nocturno “Cabaña del Toro”.

Apaseo el Alto sumó cinco víctimas en dos hechos distintos, primero a las 7 de la mañana se reportó el homicidio de un hombre al interior de su domicilio en la comunidad Barajas. Por la noche, cuatro hombres fueron acribillados en el centro histórico del municipio.

En León se registraron cinco víctimas de homicidio durante el domingo y la madrugada del lunes. En Granjas del Campestre tres personas resultaron heridas por arma de fuego, aunque solo una de ellas perdió la vida al recibir atención médica. En la colonia Alfaro otros dos hombres sufrieron un ataque, en el lugar quedó el cuerpo de uno de ellos, el segundo falleció en el hospital. La cuarta víctima fue un hombre que recibió impactos de bala cuando viajaba en su camioneta sobre el bulevar Hilario Medina. El quinto hombre asesinado se localizó al interior de un negocio de reciclaje, recibió impactos de arma de fuego, y después los responsables del ataque también incendiaron el establecimiento.

Salamanca acumuló cuatro víctimas durante la jornada del domingo: cuatro hombres que regresaban a su casa de vender tacos fueron blanco de un ataque, el saldo quedó con tres personas sin vida y una más que tuvo que ser trasladada a recibir atención médica. El cuarto homicidio del municipio corresponde a un hombre que quedó tendido en la parte trasera de su vehículo afuera de su casa con impactos de arma de fuego.

Celaya, San Luis de la Paz y Comonfort registraron dos homicidios por municipio durante el transcurso del domingo, mientras Uriangato, Yuriria, Salvatierra y Jerécuaro una víctima cada uno.

Subregistro de la FGE

En el parte de incidencias del domingo 27 de septiembre que compartió la Fiscalía General del Estado, apenas se reportaron 19 víctimas de homicidio, sin hacer referencia a la masacre de Jaral del Progreso, el empleado de tacos asesinado en Uriangato, el hallazgo del cuerpo localizado en Yuriria, el cuerpo del hombre con huellas de violencia que se encontró en el camino a la comunidad Maravatío del Encinal a Hermosillo en Salvatierra y el del hombre encontrado en la carretera Jerécuaro-Apaseo el Alto a la altura de la comunidad El Sarampión.

Tampoco se incorporó el homicidio de un varón a manos de sujetos armados al interior de su domicilio en la comunidad Barajas en Apaseo el Alto.

Las 16 víctimas no reportadas por la Fiscalía quedaron registradas en los medios de comunicación del estado durante el transcurso del domingo.

En el parte de la Fiscalía se agregaron otros hallazgos de los que no se informó en los medios:

Dos hombres asesinados en la colonia Alfaro en León, uno que quedó sin vida en el lugar y uno más que perdió la vida al llegar al hospital.

El hallazgo de dos cuerpos en estado de descomposición en la comunidad Rosal en Comonfort.

En total, Guanajuato sumó 35 personas asesinadas, una cifra récord para la entidad.

Responsabiliza Huett a municipios

La titular de la Unidad de Análisis y Estrategia para la Seguridad en Guanajuato, Sophia Huett López, reprochó a las autoridades municipales por no cumplir con sus tareas por la seguridad.

Durante el domingo no hubo pronunciamientos ni posturas del gobierno de Diego Sinhue Rodríguez Vallejo, y fue hasta que en entrevista se cuestionó a Sophia Huett sobre los hechos violentos que insistió en que la paz no se puede recuperar con la captura de un líder criminal, tampoco sin el apoyo de los gobiernos municipales.

Respecto a la masacre en Jaral del Progreso, la funcionaria estatal señaló que la “Cabaña del Toro” es un centro nocturno que operaba de manera clandestina, primero porque por la pandemia generada por el COVID-19 no es un establecimiento que tuviera autorización para abrir. En segundo porque estaba en funciones a las 6 de la mañana.

Huett hizo un llamado a las autoridades municipales para que atiendan de manera integral las responsabilidades que tienen en materia de prevención desde áreas como Fiscalización para evitar que haya negocios dedicados a giros negros fuera de la Ley.

Como ejemplo, señaló que en Jaral del Progreso la “Cabaña del Toro” operaba en un horario que “difícilmente correspondería a un giro legal”, sin que el gobierno del priista José Alberto Vargas cumpliera con las labores de vigilancia.

“Si no atendemos lo básico que implica una obligación para los municipios establecida desde su reglamento, los esfuerzos van a ser muy cortos, si no trabajamos la seguridad desde lo local. Este es el momento para que los municipios revisen los giros negros, el tema de fiscalización, y sobre todo ser más estrictos en el cumplimiento a las normas”.

Cuestionada sobre la violencia que impera en el estado, pese a la detención de José Antonio Yépez, El Marro, Sophia Huett reconoció que la captura de una persona no puede poner fin a la inseguridad.

“Hemos sido muy mesurados en ese tema de pensar que la detención de un personaje puede solucionar el tema de los homicidios. Sabemos que los grupos delictivos están integrados por diferentes niveles de participación, eso requiere que a diario haya detenidos, diario el desmantelamiento integral de los grupos delictivos”.

Hace dos meses, cuando se detuvo al presunto líder del Cártel Santa Rosa de Lima, considerado por la Fiscalía General del Estado como el principal generador de violencia en la entidad, Diego Sinhue Rodríguez Vallejo publicó en sus redes sociales que la captura del Marro era un paso para el regreso de la paz y la tranquilidad; incluso, unos días después dio por concluida la estrategia “Golpe de Timón”.

Insisten autoridades en negar existencia de fosas

Durante el fin de semana colectivos de familiares de personas desaparecidas, acompañados de autoridades estatales y federales realizaron trabajos de búsqueda en las inmediaciones de la Presa del Conejo en Irapuato. La información proporcionada por los colectivos señala la existencia de ocho fosas clandestinas de las que se extrajeron 18 bolsas de plástico con restos humanos.

Sin embargo, la existencia de fosas en Guanajuato sigue sin reconocerse por parte de las autoridades estatales.

A través de un comunicado de prensa enviado por la Fiscalía estatal se aseguró que los restos se localizaron en la superficie, argumento con el que se busca evitar que el término “fosa” sea utilizado.

“A través del Ministerio Público, la FGE inició una carpeta de investigación por la localización de manera superficial de fragmentos óseos considerados para su análisis genético e indicios materiales como elementos balísticos y otros objetos enviados a laboratorio”, señala el comunicado donde se habla de los trabajos en Irapuato.

Mientras tanto, la vocera para temas de seguridad del gobierno estatal, Sophia Huett López, sostuvo el discurso de la Fiscalía con el argumento de que la única autoridad con facultades para definir cuándo se trata de una fosa clandestina es la institución a cargo de Carlos Zamarripa Aguirre.

“Hay que poder comprender cuál es la denominación de fosas clandestinas, eso le correspondería a la Fiscalía determinarlo porque, lo digo con todo respeto a las víctimas: podríamos entrar en un tema de tipología”.

Ante la Federación, la FGE reporta que en Guanajuato no existen fosas clandestinas, que se sostiene por la inexistencia en la legislación local del término, a pesar de que ha sido una de las principales exigencias de los colectivos de búsqueda en la entidad.

“Yo creo que la información que ha presentado la Fiscalía hasta este momento es la adecuada, atendiendo criterios más allá de los mediáticos, los técnicos”.

De los trabajos que se realizaron durante el fin de semana, las autoridades de Guanajuato se contradicen: por un lado, la Comisión Estatal de Búsqueda anunció que las labores fueron suspendidas porque se detectaron comportamientos “hostiles” en contra de los elementos de seguridad que resguardaban el perímetro, pero desde la Fiscalía General del Estado se informó que se concluyó con la exploración del lugar desde el sábado. “Se agotaron los puntos de exploración después de una búsqueda exhaustiva e integral”.

De acuerdo con la Fiscalía en un primer examen se puede determinar que los restos corresponden “a no más de 15 personas”.

“Personal forense de esta Fiscalía trabaja en exámenes de antropología física y genética que le permitan obtener resultados orientados en la identificación de los restos en lo referente a factores como la determinación de su sexo, edad biológica, talla, características particulares a partir de sus estructuras óseas e integrar una prueba pericial que pueda ser determinante en un caso de investigación por homicidio”.

Evade AMLO violencia en México

La masacre en Jaral del Progreso que regresó los reflectores nacionales a Guanajuato fue tema en la conferencia de prensa mañanera del presidente Andrés Manuel López Obrador, pero el mandatario evadió el tema.

Cuestionado sobre la violencia, López Obrador optó por hacer un recuento de los compromisos que, aseguró, ha cumplido.

Una reportera preguntó sobre las masacres en el país y recordó la del fin de semana en Guanajuato, a lo que AMLO respondió que en el tema de la seguridad “vamos bien”.

“Se está avanzando, estoy cumpliendo con los compromisos que hice”.

Acto seguido, el presidente de la República hizo el recuento de los 100 compromisos que hizo y el estatus de ellos, sin ahondar más en el tema de la violencia que impera.

Deja un comentario