Juventino Rosas Cadenas. Biografía

General
 Por Víctor Manuel García Flores
XXII Parte

-Tiempos de la creatividad, contratos, matrimonio, separación y otro amor. 
En esta etapa de su vida, fines de la década de  los ochentas y principios de los noventas del siglo XIX, Juventino Rosas compone la mayoría de sus obras conocidas; se afirma que compuso más de 90 piezas, aunque solo se han logrado rescatar 34 partituras hasta la fecha. Los valses “Sobre las olas”, “Carmen” y “Ensueño seductor” están de moda y se vuelven famosos en los Estados Unidos de América.
Juventino, amenizó como violinista las funciones del popular circo “Orrín”; se convierte en director de la orquesta que amenizaba en la alberca “Pané”; y,  tocó  también  en  el  café   “La Concordia”;   en  1890,  se  convierte  en    violinista de la Orquesta de la Ópera, y algunos autores señalan, también sin estar debidamente comprobado, que en el Teatro Nacional, interpretó un solo de violín ante la presencia del presidente Porfirio Díaz. Las composiciones de Juventino Rosas Cadenas alegran los salones y los teatros líricos.
 Pero el músico, también se interesaba en los problemas sociales; así, el 30 de octubre de 1890, Juventino Rosas es socio fundador de la Sociedad Mutualista “Juventud Obrera”; en la sesión inaugural, el 10 de noviembre, ejecutó dos obras que compuso a propósito para tal evento: la marcha “Patria” y el vals “Ilusiones juveniles”. Manuel M. Espejel, el mismo que ayudó a nuestro biografiado a entrar dos veces al conservatorio, era el presidente de la sociedad. Asimismo, el compositor santacrucense, desahogando sus ansias literarias, escribe crónica en la revista “Juventud Literaria”, órgano informativo de la sociedad mutualista, con el pseudónimo de “Raúl”.
 Es en esta época también, cuando Juventino conoce a Soledad Goyzueta, cantante primera tiple, que deja muy impresionado al compositor, aunque no se tiene conocimiento de alguna relación sentimental entre ambos; a ella, le dedica el vals “Soledad”.
En el año de 1891, el compositor guanajuatense es invitado a participar como violinista en una gira por el norte de la República, que realiza la Banda del Batallón del Cuartel de Las Rosas de Morelia, Michoacán, que dirigía Alberto Chávez; por tal motivo, en un tiempo radicó en la ciudad de Morelia, y ya en la gira, visitó varias ciudades norteñas. 
En 1892, en la ciudad de México,  Juventino Rosas Cadenas se casa con Juana Morales, a quien dedicó la mazurca “Juanita”; al parecer,  el matrimonio no duró mucho y en el mismo año, Juana Morales lo abandona. Pocos autores afirman que, por este desengaño amoroso, Juventino Rosas sale del país y visita por primera vez Cuba y recorre parte de Europa; lo que por supuesto, no está comprobado y es poco creíble, puesto que, Juventino ya tenía compromisos contraídos, además de que, si bien ya no estaba en la más completa miseria, sus recursos económicos no eran suficientes, como para realizar un viaje de tal naturaleza por su cuenta.
En el mismo año de 1892, Juventino Rosas Cadenas reside temporalmente en la ciudad de Monterrey, Nuevo León, en donde conoce a Dolores Menchaca; aunque es probable que, en su paso por esta ciudad en la gira realizada  con la Banda del Batallón del Cuartel de Las Rosas, el año anterior, ya la haya conocido y por eso decidió radicar allí. Dolores, era hija de don Santiago Menchaca, un rico zapatero que tenía su negocio en pleno centro de la capital neoleonesa; Juventino Rosas se enamora de ella y, en su honor, compone el vals “Dolores”, desafortunadamente para él, este amor tampoco prosperó.

Related posts

Morena expulso a Fidelina Bautista Castillo actual asesora de Regidor

admin

Ayuntar olla podrida

admin

Basta de intolerancia

admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: