26 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Juventino Rosas Cadenas. Biografía

3 minutos de lectura


Por Víctor Manuel García Flores
XIII Parte
·         Los abuelos paternos de Juventino Rosas Cadenas.
Los abuelos paternos de Juventino Rosas Cadenas, fueron José Antonio Rosas y María Luisa Rosas; ambos eran indígenas otomíes, nacidos alrededor de los inicios de la década de los ceros o dieces del siglo XIX, aún en la Colonia de la Nueva España; en la zona de la Sierra de Codornices, entre las poblaciones de El Jagüey, El Bordito, Mesas de Acosta y la Tinaja, en Santa Cruz. Aproximadamente, a inicios de la década de los treintas del siglo XIX, ya en el México Independiente.
   Los indígenas José Antonio y María Luisa, se casaron y tuvieron a dos hijas en El Jagüey, a María Epifania Rosas Rosas y a María Petra Rosas Rosas, cuando allí trabajaban en el campo. Después llegan a vivir y trabajar de peones en campo de haciendas, en el pueblo de Santa Cruz; en este lugar, nacieron su hija María Antonia Francisca Rosas Rosas, en 1835 y José Juan Francisco de Jesús Rosas Rosas, el 15 de junio de 1836; quien sería después el padre de Juventino Rosas, conocido simplemente como Jesús Rosas Rosas.
En la familia Rosas Rosas, todos eran indígenas otomíes, constituida por la madre y tres hijas; y, el padre y un hijo; los dos varones, trabajaron de peones en campo de haciendas de Santa Cruz. La familia Rosas Rosas, mantuvo siempre un estatus económico bajo y, vivieron casi siempre en situación de pobreza.
Jesús Rosas Rosas se casará después, con Paula Cadenas Alcocer. De sus hermanas, se sabe que la mayor, María Epifania Rosas se casa con un santacrucense, de nombre Apolonio Hurtado y tuvieron una hija en Santa Cruz, la de nombre María Lorenza Hurtado Rosas, prima hermana de Juventino Rosas y sus hermanos; se ignora, por qué la familia Hurtado Rosas emigró a vivir a Celaya, dejando por siempre el pueblo de Santa Cruz; María Lorenza Hurtado Rosas vivió hasta las primeras décadas del siglo XX en Celaya. La segunda hermana, María Petra Rosas, regresó a vivir a El Jagüey sin saber por qué tomó esta determinación, tampoco se sabe que se haya casada con alguien; pero sí que tuvo un hijo, de nombre José María Guadalupe Rosas, primo hermano de Juventino Rosas y sus hermanos; y, quienes al parecer continuaron en El Jagüey, sin saber nada de su final. Y de la tercera hermana, María Antonia Francisca Rosas no se sabe nada, si llegó a casarse y si tuvo hijos o no.
No se sabe nada de que fue la familia de Jesús Rosas Rosas, en la parte final de sus vidas; de sus hermanas, sus sobrinos, y sus padres no se encontró registro alguno posterior a la segunda mitad del siglo XIX; salvo algo hasta el siglo XX, de su sobrina María Lorenza Hurtado Rosas viviendo en Celaya.
 En la década de los sesentas del siglo XIX, Jesús Rosas ya casado, deja de trabajar en el campo; durante cinco años, se integra como soldado liberal republicano y músico de la banda militar de su regimiento, en la guerra contra la intervención francesa, partió a su vida militar a los 26 años de edad, aunque nunca dejó de lado sus obligaciones con su esposa e hijos. Con el pasar de los años, la familia Rosas Cadenas, fue la única familia, del apellido Rosas en el pueblo de Santa Cruz; por eso, al irse ellos a la Ciudad de México, como se mencionará, no quedó ninguna persona de apellido Rosas, en el pueblo de Santa Cruz; es necesario mencionar que, en las comunidades rurales al norte del municipio, sí había algunas personas de apellido Rosas, quienes, probablemente fueron parientes, en grado ya más lejano, de la familia Rosas Cadenas. 

Deja un comentario

También te puede interesar