0 4 mins 3 años

Jesús Sosa León.

El Consejo Mexicano de Negocios es el
organismo cupular más importante del país. Reúne a los principales ejecutivos
de las empresas más importantes de México, entre ellas: Industrias Peñoles;
Televisa; Femsa; Bimbo; Carso Global Telecom y Cementos Chihuahua, entre otros.
60 hombres y mujeres de negocios que presumen que sus empresas aportan entre el
25 y 30% de la riqueza que se produce en el país
Creada con el fin de “promover políticas
públicas que impulsen la inversión y la creación de empleo”, aunque la
investigadora Briz Garizurieta lo define como “un grupo de empresarios de corte
eminentemente político cuyo surgimiento obedeció a una estrategia encaminada a
incidir en la política económica del gobierno y a influir para que las
decisiones sobre la sucesión presidencial no pongan en riesgo el modelo
económico impulsado por los empresarios”.
El Consejo está acostumbrado a ser “la
presencia tras el trono” y, aunque su asistencia en el panorama económico del
país es importantísima, también es cierto que se le ha dejado influir más allá
de lo que la prudencia lo permite. Prácticamente tienen al gobierno agarrado de
los… brazos y siempre bajo una política de chantaje consiguen lo que quieren.
Recientemente, este grupo ha chocado con
el candidato puntero para la Presidencia de la Republica, Andrés Manuel López
Obrador; este afirmó que los empresarios Alberto Baillères, Germán Larrea,
Claudio X. González, Alejandro Ramírez y Eduardo Tricio se reunieron con
Ricardo Anaya para pedirle retirar la amenaza de mandar a Peña Nieto a la
cárcel a cambio de convencer a éste de apoyarlo.
Ahora hay evidencias periodísticas que
confirman que si hubo contactos con el presidente Peña aunque este, según esas
fuentes, se negó a integrarse en alianza a favor de Anaya
De inmediato, el Consejo condenó a Lopez
Obrador y le advirtieron igualmente, que si se suspenden obras como el nuevo
aeropuerto de la Ciudad de México o se suspende la reforma energética “se
generará incertidumbre lo que hará que los inversionistas piensen antes de
apostar su capital en el país”.
Sucede que se ha permitido en México, un
lamentable desequilibrio entre un gobierno débil; sin apoyo de un pueblo que,
por otra parte, no le interesan estos temas y un grupo de empresarios
especuladores y cada vez más voraces y metidos en las obras que hace el
gobierno.
Y lo que hace López Obrador no es como
dicen sus adversarios una locura; es, si usted lo ve desinteresadamente, una
acción inteligente que busca recuperar equilibrio y peso para un Estado
mexicano que no debe estar bajo las directrices y caprichos de estas cúpulas.
Así de vital.
Así de importante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *