30 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

La iniciativa que perseguirá el delito de violencia familiar impactará para que los agresores sean perseguidos sin la necesidad de una denuncia: Diputada Beatriz Hernández.

2 minutos de lectura

Guanajuato, Gto.- La iniciativa que propone perseguir de manera oficiosa el delito de violencia familiar impactará para que los agresores sean perseguidos por la Procuraduría de Justicia sin la necesidad que el ofendido presente una denuncia.
Así lo manifestó la diputada Beatriz Hernández Cruz, quien recordó que dicha iniciativa para reformar el Código Penal fue presentada por el Grupo Parlamentario del PAN, siendo esta ya radicada en la Comisión de Justicia y en estos momentos  se encuentra en una mesa permanente de trabajo para recibir las propuestas y observaciones por parte de instituciones, universidades, así como del Poder Ejecutivo y Judicial.
“El Partido Acción Nacional presentó una iniciativa donde proponemos que la violencia familiar física sea perseguida por oficio, que no sea por querella, por lo que ya no podrá otorgarse el perdón por parte de la persona ofendida”, mencionó.
La legisladora panista consideró que las personas generadoras de violencia son “criminales en potencia”, a lo que agregó “generalmente las mujeres cuando sufren  la violencia en sus hogares, el problema inicial es la vergüenza, el como reconocer ante la familia o ante la misma sociedad que la persona con la que estas es capaz de golpearte a ti o tus hijos; buscamos romper ese circulo y que se persiga este delito ”.
Explicó que en el sector salud existen 17 hospitales de centros especializados de atención a violencia familiar, por lo que propondrá que en el sector salud en caso de recibirse a cualquier integrante familiar que tenga indicios de que han sido violentados sean inmediatamente denunciados, a lo que recalcó “en el sector salud  se llega la primer alarma, se propondrá sea obligatorio denunciarlo y al mismo tiempo de quien sufren la violencia ya no se verán obligados o chantajeados por el propio agresor con la promesa de que no volverá a suceder”.
 “Con esta iniciativa se pretende que los agresores sepan que si comenten violencia hacia algún integrante de la familia ya no podrán obtener el perdón del ofendido y sobre todo no será necesaria la presentación de la querella para la persecución y sanción del delito”, concluyó la diputada Beatriz Hernández Cruz.

Deja un comentario