0 2 mins 3 años

Fotografía y texto: Martín Rodríguez.
Retratar con los ojos… Es estar en el lugar y el momento preciso, de encontrarse con la imagen; «no buscada»… encontrada. «primero retratamos con los ojos; antes de disparar el obturador».
El resultado del quehacer fotográfico, como de algún otro medio de expresión; se compone de tres elementos esenciales e inseparables… Las manos, el corazón y la mente. «Si alguno de estos elementos, falta; falta todo».
Las manos, significan el oficio; habilidad desarrollada a través de la práctica, de los conocimientos adquiridos y el perfeccionamiento de la técnica; productos del interés, la disciplina y la constancia.
El corazón, significa; el sentimiento, la sensibilidad y el amor ; que vivimos y transmitimos a través de lo que hacemos. 
La mente es; la imaginación creadora… Nos permite ver más allá de las apariencias ópticas; pues lo más difícil de retratar : es lo que no se ve… La mente nos permite crear nuevas formas de expresión y visualizar la imagen, su utilidad e intención… Como un producto visual de su momento histórico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *