0 5 mins 3 años

Maese Tell.

“En vano he golpeado a los hijos de ustedes: ellos no aprendieron la lección; la espada de ustedes devoró a los profetas como un león que lo destruye todo. ¡Qué clase de gentes son ustedes! ¿Acaso he sido yo un desierto o una tierra tenebrosa? ¿Por qué dice mi pueblo: “Somos libres, ya no acudiremos a ti”? (Jeremías 2:30)

Queridísimos hermanos, la jornada electoral fue parteaguas en la historia política reciente,  la llegada de ya “saben quien” a la Curul Presidencial, por más “virtual” que se diga, es un hecho público y notorio –como dirían los abogados- que ya está en el consciente colectivo y no requiere demostración a pesar de los tiempos legales que en realidad son y serán de mero trámite, es decir, la espera de la constancia de mayoría.

Entre tanto, aquí en la tierra guanajuatense, la competencia contra las huestes de AN resultó para algunos vana, aun débil, según la óptica de los analistas conservadores, todo parece que nuestro pueblo no aprende todavía la lección de que son los filisteos los que gobiernan: banales, corruptos, vulgares, de poca o nula sensibilidad social. Aunque presuman lo contrario.

La pregunta: ¿Acaso el halo de AMLO no alcanzó a los candidatos de su coalición, en esta noble tierra?

Hay quienes, como siempre piensan mal, creyendo que así acertarán, y aseveran que el Peje o sus allegados o comisionados llamados ya “el cártel de Michoacán” han vendido la plaza ante la poca fe de que pudieran ganar aquí, o porque así manda el negocio de la Polaca.

¿Y entonces el alfil de nuevo cuño, qué? ¿Es decir, Sheffield fue en la realidad el plan “b” de AN? No para que lograra sentarse allá en Paseo de la Presa, sino para desinflar al ya desgastado PRI local, porque para muchos agudos observadores el horno polaco en Guanajuato sigue oliendo a PAN.

No olvidemos que el Señor todo lo ve y en todo está. Nos marca su presencia, su mano que teje nuestros destinos. Los filisteos que hoy gobiernan todavía y seguirán, no se les terminó su reinado. Y todo lo gastado y empleado para sostener su poderío, efímero y terrenal al fin, lo querrán recuperar. (¡Aguas!)

Algunos candidatos guanajuatenses de la coalición “Juntos Haremos Historia” Ya son historia, aunque es justo apuntar que en Salamanca y Celaya, fueron los mejor librados. Ojalá aprovechen la capitalización que significa el alto sufragio logrado y más justo decir: ¡Qué no compraron un solo voto! A pulso y sin recursos… Eso pondrá a temblar a más de algún panuchín.

Mientras aquí en este valle de lágrimas en que se ha convertido Celaya, doña Elvira ni suda y menos se abochorna por las pataletas del “independiente” que hasta perdió su alba sonrisa y dice, asegura que le hicieron un “megafraude”. Logró aglutinar a cuatro candidatas para agarrar fuerza en su denuncia pública, aunque ellas, las cuatro no tienen mucho que demostrar o probar y les fue, como se esperaba, mal, salvo la de morena, la profa. Italia que se ve perdida y no sabe contestar las inquisiciones de los medios: ¿Qué hace ahí? Parece que ya le gustaron los reflectores.

¿Anular la elección? Ésa parece la meta del monaguillo Javo, lo que en realidad no le favorecería, pero vale, es su derecho. Por cierto me dicen que su “representante” es un abogado tránsfuga de la izquierda, con más cacareo que sustancia.

Que el Todo Poderoso, nos agarre confesados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *