0 5 mins 3 años

Maese Tell.

Queridos hermanos, estuve ausente la semana pasada, razón por la que no pude enviar esta colaboración al hermano Juan y por cierto en confianza les digo que me dieron mi jalón de oreja allá en el Vaticano para que no dijera nada de “ya saben quién”, pero al final don Paco me dijo que sea lo que Dios quiera.

Y es que como algunos de ustedes ya saben mi Jefe Máximo considera que los políticos como don Andrés Manuel nos pueden llevar a una dictadura, pero yo le expliqué que los mexicanos tenemos muy arraigada la idea sobre nuestra libertad y que a esta hora no habrá nadie que atente y menos pueda menoscabar nuestro libre albedrío con todo y sus defectos muy a la mexicana y que entonces no debería preocuparnos tal pronóstico que le hicieron llegar los “hermanos” del Yunque.

Salvada esa situación, eso sí como el más diestro de los toreros por su servidor, paso a comentarles algo que viene pasando en torno precisamente a dicho y polémico candidato –que la verdad no definiría exactamente de izquierda-izquierda- y su crecimiento al paso de los días y para muestra tenemos a la vista lo que pasó con el “R-5” (No vayan a creer queridos hermanos que se trata de alguna nueva y letal arma), el movimiento social llamado Ruta 5 que comanda el hermano Manuel Espino Barrientos, antes panista de siete suelas, que aglutina a varias organizaciones cuya finalidad es apoyar políticas que sean afines al bien común .al menos eso nos dicen- y que ha venido entrevistando a los diversos parroquianos que intentan como candidatos, representarnos, entre ellos los presidenciables y que al final en asamblea plenaria votaron de manera abierta y a la vista más de 1500 delegados, así, según algunos medios nacionales invitados al singular evento, para determinar a quién van a poyar en esta elección: 808 para la “coalición” MORENA-PT-PES “Juntos Haremos Historia”, que encabeza ya saben quién; 240 para el güerito de la otra liga PAN-PRD-MC “Por México al Frente”; 48 para el desinflado candidato de la otra asociación política “Vamos por México” (Cuya denominación huele a Chente Fox), compuesta por PRI-PVEM-PANAL; 39 para el sospechoso alfil priísta el “Bronco”; y 21 para la dama del Yerro, la cónyuge de Felipillo.

Llama la atención la cercanía de los hermanos Meade Kuribreña y Rodríguez Calderón, y la abrumadora mayoría para AMLO, como un indicador de las preferencias. Y las más de 344 abstenciones, que equivalen a un 22.8%

Si hacemos cuentas queridos hermanos, los votos así vistos y trasladados a los feligreses en edad de votar, tendríamos que los monaguillos candidatos a la presidencia, quedarían más o menos: 54% para la liga “Juntos Haremos Historia”, 16% para “Por México al Frente”, 3.2% para “Vamos por México”, 2.6% para el “Bronco”, 1.4% para la única mujer en contienda, es decir, 77.2% de sufragios, que de ser así, se trataría de una participación alta en la reciente historia electoral de México.

Mientras aquí en esta tierra de Dios y en otros tiempos de enjundia libertaria, con tal perspectiva el PAN pondrá sus barbas a remojar, pues seguro habrá sorpresas en el sufragio, en tanto que MORENA parece no entender su oportunidad y prevalece la guerra intestina no santa. Aunque como me han dicho algunos feligreses en confesión y que digo el pecado, no el pecador, los monaguillos Oliva y Vega, se aprestan a confundir y urdir sus maniobras demoniacas para mantener al Partido en el Poder, pero como me dijo serenamente mi Jefe Máximo: “Qué sea lo que Dios quiera”, aunque por supuesto, no está de más o de menos recordar que sí el Señor nos ayuda, nosotros también haremos lo que podamos para salir de esta crisis, mediante el voto.

Qué el Creador nos ampare y agarre confesados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *