0 7 mins 2 meses

La Polaca, según San Lukas

E. Primatesta.

“Cuando se juntaron contra mí los malignos, mis angustiadores y mis enemigos, para comer mis carnes, ellos tropezaron y cayeron.” (Salmo 27:2)

Queridísimos hermanos, el panorama está pintado por la 4-O, no se sorprendan, la otra 4, la T, no ha cambiado. Me refiero a la cuarta ola del Covit-19. Como les dije en el artículo anterior, me regresé a mi tierra, por precaución. La Pandemia está muy agresiva en Europa. Me salí a tiempo del Vatikano. Así que ha cuidarse, sin dejar también de pedir ayuda al Creador.

Llegando a esta tierra con sus caminos de abrojos, otra realidad y “otros datos” de nuestros paisas, me sacudieron: ¡Todo está más caro! Esta vez ya no me alcanzó el óbolo asignado para compra del mandado en el mercado (No olvidemos esa tradición, pues así apoyamos también a nuestros coterráneos y vaya que le sufren, sumando el embate de las doñas más catrinas que todo quieren a precio de remate y regatean hasta el paroxismo).

¿Por qué? Me preguntan los feligreses marianos. ¿No qué ya vamos mejor? Y me explican que hay aumentos históricos a los salarios, ya no hay más impuestos, ni corrupción, ni nepotismo, impera la austeridad en el gobierno, por fin funciona la Profeco, vaya, que todo ha cambiado. Nada más suspiro de tanta inocencia. Y tengo, con todo y resistencia que me obliga la austeridad franciscana (Y perdón, tan falaz como la del monagrillo Andresito): ¡Hermanos! Si hay cambio… pero, ¡De manos!

Lo opuesto al “histórico aumento de los salarios mínimos”, es la realidad: un 7% de inflación y contando. Eso puede explicar, para quien lo entienda, porque hay aumentos de precios al consumo. Y nosotros pobres mortales, que vamos a saber que la vara la imponen desde afuera y nos dicen que es el petróleo, no la mala administración y dependencia de ese recurso natural. Y aunque no quiera, me acuerdo de la hinchazón mayor: Pemex y (¡Guáchala!) su rescate. ¿Qué le dijeron al monagrillo Andresito, allá en la “cumbre de los tres amigochos”? Todos acá sabemos que los güeros, les importa el “oro negro” y hasta les conviene la corrupción de la paraestatal, pues a río revuelto… imponen sus políticas económicas. Por lo que saben a qué le tiraban cuando propiciaron y ensalzaron la vanidad del monagrillo mayor y uno de sus acólitos al frente de la SRE, para que quedaran por un tiempo, al frente de la mesa de “seguridad” en la ONU, y por supuesto revisaron el discurso que leyó el “Tlatoani del Palacete”, en magna Asamblea de las Naciones (disque) Unidas. (Pues sí, me disculpan, pero ese símbolo nacional, en donde al igual, han pernoctado otros reyezuelos y sus lambiscones y familiares, de pura gorra prieta, ya desmerece llamarle “Palacio”).

Por cierto, ¿cuánto nos costará mantener en la opulencia republicana, perdón, la “austeridá”, en que deben vivir Andresito y quienes lo acompañan? El señor y familia, seguro no gastan ni en calzotines. Mientras afuera, hay millones de pobres que no saben si van a comer, no mañana, sino hoy. Esa circunstancia, casi nadie la mira… ¿Por qué? En cuánto sale la campaña permanente del “Tlatoani” y sus mañaneras, es otro misterio.

La penúltima jugada del monagrillo: ¡Qué toda obra del gobierno federal, es sagrada! Digo, de “seguridad nacional”. Y es que siendo así, no hay balas que las perforen, ni el humo les puede entrar, ni con rayos “x”, se podrá saber sus fundamentos y sobre todo, lo que se están gastando. ¿De verdad, es un preparativo para un mega-robo? Ya muchos lo piensan, más allá de la inutilidad manifiesta de esas magnas obras. ¿Los pobres, son primero? Nunca he visto hasta hoy, que un pobre use un avión, o vaya a un tren “turístico”, a menos que sea de “mosquita”.

Pero en la polaca a la mexicana, surgen cada día con más frecuencia, grupos y organizaciones que asumen la tarea de dignificar el ejercicio polaco y… ¡Contener la furia del chivo mayor! (No quise decir “frenar”, para no crear confusiones de preferencia polaca), nace el Frente Cívico Nacional. Un Senador, que se presume plural, Álvarez Icaza, Sodi de la Tijera, y Acosta Naranjo (Todos dejaron su ombligo polaco, en el “viejo PRI”) son sus promotores más visibles y, claro queda, que se irán sumando otros. El problema, desde el esquema de San Lukas, en su evangelio polaco, es que de inmediato se va a plagar de “chapulines”, que pueden desgraciar el proyecto. Buscan de manera primordial, oponer un dique a la forma, tiempos y costumbre (Dedazo se entiende), para que los candidatos presidenciales, sean ahora sí, escogidos por el Pueblo Elector en una jornada primaria. Es una propuesta que falta que pegue en el Legislativo Federal, pero sin ser aguafiestas, va estar cañón que MORENA, lo permita, pues va contra sus “diáfanas” intenciones de que sea por “encuesta”, método tan sobado, como falso. Y una argumentación será también, en contra, el costo de una campaña y una jornada electoral, al igual, que la “Consulta”, extraordinaria en el presupuesto y ¡Viva la austeridá! Aunque sea en las “mulas del compadre”.

Antes de echar las campañas a volar, debemos los feligreses y parroquianos en edad de votar, estar muy atentos y orar con más fervor. Esa es una Esperanza verdadera. No la 4T.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *