29 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

La Suprema Corte limita las pensione

3 minutos de lectura
En México hay 19.8 millones de trabajadores de la llamada
generación de transición, es decir aquellos que pueden elegir jubilarse bajo el
régimen de la ley del seguro social de 1973 o por la ley de 1997.
“Para todos ellos es más conveniente optar por el régimen
del 73, porque su pensión es vitalicia, se la paga el Instituto Mexicano del
Seguro Social y obtienen un mayor monto que si eligieran la ley del 97, donde
las afores  pagan la pensión pero sólo
hasta que se agoten los recursos del trabajador”, explicó Moisés Pérez
Peñaloza, director de inversiones institucionales de Invex Banco.
 Sin embargo, al elegir el régimen del 73, un millón de estos
trabajadores, que gana más de 10 salarios mínimos diarios (actuales: 730 pesos
al día; 21,912 pesos al mes), tendrá que esperanzarse a que el trabajador del
Instituto Mexicano del Seguro Social con el que inicie su jubilación calcule su
pensión considerando su ingreso real, topado a 25 salarios mínimos (1,826 pesos
diarios; 54,772 pesos al mes) .
Según el IMSS, todas las pensiones se calculan considerando
el salario promedio de los trabajadores de las últimas 250 semanas de
cotización, con un tope de 25 salarios mínimos.
 Jurisprudencia en contra
No obstante, se han registrado casos en los que el cálculo
se hace con un tope inferior, de sólo 10 salarios mínimos. Ante esta situación
los trabajadores pueden demandar al instituto e iniciar un juicio, que
seguramente perderán debido a una jurisprudencia emitida por la Suprema Corte
de Justicia de la Nación en el mes de febrero, que deben acatar todos los tribunales
del país.
En esta jurisprudencia se determina que al elegir el régimen
del 73, el cálculo de la pensión debe apegarse a los artículos contenidos en la
misma, por lo que el tope máximo que debe utilizarse para el cálculo de las
pensiones debe ser de 10 salarios mínimos vigentes en la Ciudad de México.
“No estamos haciendo modificaciones ni  estableciendo topes, simplemente hicimos
remisión a la Ley del Seguro Social (la del 73) y a sus artículos”, señaló en
entrevista con Excélsior la ministra de la Suprema Corte de Justicia de la
Nación Margarita Beatriz Luna Ramos.
Así, el artículo 33 de la ley de 1973, que fue abrogada al
entrar en vigor la Ley del Seguro Social de 1997, señala que los asegurados se
inscribirán con el salario base que perciban con un tope de hasta 25 salarios
mínimos, pero que “tratándose de seguros de invalidez, vejez, cesantía en edad
avanzada y muerte, el límite superior será el equivalente a 10 veces el salario
mínimo general vigente.
“Por ello, el límite superior de veinticinco veces el
salario mínimo vigente en el Distrito Federal, previsto en el artículo 33 de la
abrogada Ley del Seguro Social, está vinculado únicamente para las prestaciones
que otorga la ley en los seguros de enfermedad general y maternidad; mientras
que el límite superior de diez veces el salario mínimo citado, regirá y servirá
de tope salarial para los seguros de invalidez, vejez, cesantía en edad
avanzada y muerte”, detalló la Suprema Corte de Justicia en la Contradicción de
tesis 285/2015, que dio origen a la jurisprudencia.
De tal forma, que si 
un trabajador de la generación de transición, que opte por jubilarse por
la ley del 73,  decide irse a juicio para
pelear que su pensión sea calculada con más de 10 salarios mínimos perderá la
demanda

Deja un comentario