0 4 mins 3 años

Santiago Maravatío, Gto. El candidato del PRI al gobierno del estado Gerardo Sánchez García, lamentó que los niveles de violencia en el estado sean tema de medios de comunicación de otros países, como el semanario inglés The Economist.

Sánchez García, quien ha precisado que abordar el tema de la inseguridad pública no es
aprovechar una coyuntura, ni mucho menos, dijo que no es así porque se trata de un
problema que los guanajuatenses reclaman, “preocupados por el futuro tan lamentable que
hoy tienen nuestros hijos y la familia en su conjunto”.

“Vivimos una situación que no habíamos vivido en Guanajuato, es un problema que debe
preocuparnos y molestar a todos los candidatos”, dijo a propósito de la publicación de The
Economist, revista que pone a Guanajuato como ejemplo del fracaso en el combate a la
violencia.

“Me parece que la opinión negativa que se lleva el estado” en la última edición de esa
revista, “no es nada saludable en razón de que hay incertidumbre en los inversionistas”,
pero insistió en que “lo más lamentable es que no existe una estrategia para resolver el
creciente problema de inseguridad”.

Gerardo Sánchez, quien este viernes visitó Santiago Maravatío y Tarimoro, dijo que si la
difusión del nivel de inseguridad en nuestro estado, como han hecho medios nacionales y
de otros países, no es suficiente para tratar de solucionar con prontitud ese problema,
quedaría de manifiesto otra vez la indiferencia de gobierno del estado.

Insistió en la necesidad de que tiene que haber una revisión profunda a la procuración de
justicia y prestar más atención a la prevención.

“Cómo podemos tener policías con identidad y sentido de pertenencia, si son mal pagados,
sino los capacitamos, sino los apoyamos con tecnología de punta y no gozan de
prestaciones”, dijo.

“Tenemos que conseguir que quienes formen parte de los cuerpos policíacos sean gentes
comprometidas, sean gentes que trabajen con intensidad y cuiden su trabajo, pero que a
cambio tengan seguridad social, vivienda y prestaciones para que le tengan amor a la
camiseta y en consecuencia sean aliados de la ciudadanía”, concluyó.

Afirmó que desde el Congreso de la Unión hubo exhortos para que se implementara una
política preventiva y hubiera una coordinación estrecha Federación – Estado – Municipios
para que con una estrategia conjunta pudiéramos enfrentar este problema que se veía
venir, pero que no hubo eco de las autoridades estatales en funciones.

“Hoy ya lo tenemos, y quienes hoy aspiramos a un cargo público tenemos obligación de
ofrecer a la ciudadanía seguridad para la familia, es decir, que no sea la zozobra, que no
sea la incertidumbre, que no sea el miedo en la calle y los hogares lo que tenga que
prevalecer, sino que retornemos la tranquilidad, la paz y la convivencia de todas las familias
al costo de lo que sea”, finalizó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *