Sáb. Sep 26th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Longitud

3 minutos de lectura

Fredy Fracasos
L. Antonio Lavín
Maldonado
Casi acaban los juegos olímpicos en Brasil, luego
de varios días de competencia dos cosas me quedan claras: 1) necesito aprender
ruso. 2) una delegación nacional deficiente es el reflejo de un gobierno
ineficiente. México no se  distingue por
ser un gran protagonista en el medallero, pero aun así siempre le alcanza para
traerse algunas preseas.  Pero en esta
ocasión nuestro país está haciendo un papelón y no precisamente por sus
deportistas, sino por las transas de los que manejan el deporte mexicano, que
han demostrado  su cinismo y falta de
capacidad. ¿Donde están los recursos destinados al apoyo de los atletas?  Probablemente en el bolsillo de corruptos
directivos  como  el infame Alfredo (Fredy fracasos) Castillo,
quien brinca de un puesto a otro, respaldado por su compinche, otro igual de mezquino,
Enrique Peña Nieto.  Somos el colmo del
mal gobierno; es inadmisible el manejo que este sujeto le ha dado a la CONADE,
al grado de declarar que la comisión es solamente una agencia de viajes, lo
cual es comprensible, pues a él solo le ha servido de eso, parece que cobrar
190 mil pesos al mes no le son suficientes para hacer bien su trabajo.
Alfredo trabajó en el Estado de México, cuando EPN
era gobernador, su paso por la procuraduría estuvo lleno de fracasos, siendo
uno de los más sonados su desempeño en el caso Paullete. Luego de ahí lo mandan
de comisionado de seguridad a Michoacán, 
donde Fredy se las arreglo para dejar peor las cosas, pactó  con delincuentes, dio armas al crimen
organizado y  encarceló a los que
trabajaban por el pueblo.  Pasó  también por la PROFECO, con una gris
participación, para finalmente agarrar el hueso de  la Comisión Nacional de Cultura Física y
Deporte.  Desde su llegada se peleó con
todas las federaciones, su prepotencia e intransigencia son bien
conocidas.  Ahora, en Rio de Janeiro,
este pelafustán  parece estar de luna de
miel con su novia, a la que pasea por todos lados, mientras  varios deportistas mexicanos duermen en la calle,
pues  los corren del hotel por no haber
pagado. El esfuerzo de años de preparación se ve opacado por los pésimos
manejos de esta gente empoderada a lo burro. Resulta  increíble saber que se gastaron casi 4 millones
de pesos en los trajes Hugo Boss para la delegación mexicana; pero a la hora de
la competencia hay atletas que tienen que parchar con cinta su uniforme o
improvisar una licra pues no alcanzó el dinero.

Lo anterior es un simple  reflejo de la penosa situación que atraviesa México,
gobernado por un papanatas que, cual padrote,  raparte los cargos a sus “amiguitos” igual de
nefastos que él.  Partidos políticos
llenos de vividores, gabinetes con criminales disfrazados de funcionarios,
mientras el pueblo se conforma con ver el futbol  y encomendarse a la rosa de Guadalupe para que
les haga el milagrito. Casos como el de “Fredy Fracasos”  son muchos; pero hacer el ridículo a nivel
internacional es otra medalla de oro en corrupción e incompetencia que se
llevan Peña Nieto y su runfla  de
ladrones. Hasta pronto  

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario

También te puede interesar