29 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Longitud

3 minutos de lectura
Quebrantahuesos
L. Antonio Lavín  Maldonado
Hace más de noventa  años,
artistas como André Breton o Tristan Tzara  tenían la costumbre de hacer  ‘cadáveres exquisitos’, una forma de jugar con
las palabras y creación poética,  dándole
sentido a una sucesión de ideas aportadas por dos o más  participantes,  que a veces terminaban  en contenidos absurdos o  revelaban un significado tan metafórico como
azaroso. Estas creaciones también  fueron
llamadas  “quebrantahuesos”, o “versos al
alimón”. Lorca, Neruda, Jodorowsky y muchos otros,  en algún momento practicaron dicho  estilo surrealista.
                Pero
si hablamos de  surrealistas, tenemos que
hablar de México y sus notas,  que
parecen absurdas pero son reales.  Para
comprobar este punto me permitiré tomar prestados unos textos, producto de un
quebrantahuesos realizado  por dos
jóvenes  celayenses, que recién compartieron
en un pasquín independiente: Daniela Corona y Al  Maldonado escribieron “Serapia”, de donde tomaré
fragmentos para hacer un comentario surrealista a algun tópico nacional,
buscando si en  algo ha de calzar.
 Las recientes  elecciones  costaron más de 10 mil millones. En un país lleno
de pobreza, la costosa democracia se   toma con ligereza. El PAN, con su ultra
derecha, se une al PRD por conveniencia. El tricolor perdió cuatro estados y
ahora está en convalecencia. Ilusoria  democracia 
de un país en desgracia.
“Ya no quedan memorias, se van al
subconsciente.
Camaleón que se duerme, despierta nuevo.
Arena, colación, estertores de cuchara
Salen del interior de nuestras almas.”
La ‘deforma educativa’ de Enrique Peña  y sus hampones, han causado un cisma entre maestros
y gente de todas profesiones.   Ya llegaron al extremo de agredir y humillar,  a sus colegas   que sólo querían  trabajar. Mas que educativa,  es   ‘deforma
 laboral’.  No se puede evaluar  a un maestro con un simple examen.  Mejor vamos a  evaluar a  los políticos, a ver que tanto saben.
“La culpa es ilusoria, como el
sufrimiento,
la cordura se siente absurda,
la costumbre y la rutina nos vuelven
ciegos
en cráteres de amargura.”
Dicen que
nuestra minería está decayendo, casi la mitad de los inversionistas están
huyendo.  La cosa no es la huida, sino la
fatal caída, de una industria casi  perdida. 
Los mineros trabajan en condiciones alarmantes, cosa que no le importa a
los poderosos magnates. Han entregado el recurso, el subsuelo y la energía. Ningún
 monigote presidente defiende la
soberanía.
“Calor 
de marzo experiencia descubierta
Se mezclan y se funden conmigo.
El viento dormido, mina venas suaves;
hasta caer en lo profundo de nuestra
esencia.”
Traten de leer las notas con algo de rima, pues de seguro a alguna
palabra le atinan. No conté las silabas, ni propiciaba  los versos. Eso de acomodar las cosas, se lo
dejo al universo. Ya para cerrar este juego de palabras, les dejo un  final escrito por las hadas.
“El tiempo se torna fugaz,
 Y
se escapa de mi mente,
pero nuestro  universo compartido
se construye en el presente.”

Deja un comentario