Dom. Sep 27th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Los festejos celayenses por el centenario de la Independencia

3 minutos de lectura
Por.- Laura García
Uno
de los acontecimientos de mayor relevancia para la historia nacional, es sin
duda, el inicio del movimiento insurgente que culminó con la independencia de
México. El pueblo mexicano cada año celebra esta fecha recordando a esos héroes
que ofrecieron la vida por la cusa libertaria. Estas conmemoraciones son tan
antiguas como la propia lucha, pues a los dos años de haber iniciado la guerra
independentista, se efectuó el primer acto de evocación a ese acontecimiento.
A
mediados de 1811, Ignacio López Rayón organiza en Zitácuaro una Junta Gubernativa,
con el fin de reorganizar el movimiento, un año más tarde, esa misma junta
extiende un manifiesto invitando a conmemorar el Grito efectuado el pueblo de
Dolores. Fue así que, López Rayón y Andrés Quintana Roo rinden homenaje a los
iniciadores de la Independencia Nacional[1] en
uno de los balcones del edificio llamado “El Chapitel” en Huichapan, actual
estado de Hidalgo. En 1813, José María Morelos y Pavón, señala en Los Sentimientos de la Nación que “se
solemnice el 16 de septiembre de todos los años, como el día aniversario en que
se levantó la voz de la Independencia”.
Una
vez consumada la emancipación y ocurrida la abdicación del emperador Agustín de
Iturbide, en 1825, Guadalupe Victoria asume la presidencia de la nación y
conmemora por primera vez el “Grito de Dolores” de manera oficial. A partir de
esa fecha, y a pesar de los periodos de inestabilidad, se celebró el inicio de la
Independencia y se recordó a los héroes que cayeron durante la lucha.
Las
celebraciones más espectaculares se observaron durante el gobierno del general
Porfirio Díaz, así que dado este precedente, su administración comenzó a
planear, con antelación una serie de fastuosos eventos para conmemorar el
centenario. El deseo del presidente era que se organizaran actos en cada
población del país, por ello se creó la Comisión Nacional del Centenario de la
Independencia, órgano comisionado para coordinar los eventos a nivel nacional.
En
1907, las autoridades celayenses reciben la propaganda para que la ciudad se
una a los festejos nacionales con la participación activa de la población.
Según las crónicas de Celaya, los festejos comenzaron desde el día 6 de
septiembre de 1910, con la “Jura a la Bandera” de los alumnos de todas las
escuelas de la ciudad, efectuada en la Alameda.
Los
actos altruistas también formaron parte de las celebraciones, el día 14,
mujeres de familias distinguidas organizaron una donación de ropa para niños
necesitados en la plaza principal; ese mismo día, se inauguraron los “Baños
Centenario” para el servicio público, localizados en la actual calle de
Morelos.
El
día 15, se develó la estatua de Ignacio Allende, obra del escultor celayense J.
Refugio Padilla, y se colocó frente al templo de San Agustín; así mismo, la
proclama del “grito” fue cambiada al balcón del “Hotel Guadalupe”, aquel en el
que se hospedó el cura Hidalgo a su paso por Celaya. El día 16, se organiza el
desfile, en el que participan los alumnos de las diferentes escuelas, los
gremios, la guarnición militar de la ciudad y autoridades locales, culminando
con la inauguración de la Torre Hidráulica, depósito de manufactura alemana,
característico por sus remaches. El día 21, recordando la fecha de arribo a la
ciudad de las huestes insurgentes, se coloca un monumento al lado del templo de
San  Antonio, acto que finaliza el
festejo por el centenario, según lo relata el escritor Luis Velasco y Mendoza.


[1] HERNÁNDES Y LAZO Begoña (Coord.) 
Celebración del grito de
Independencia,
México D.F., INEHRM, 1985 

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario