Jue. Sep 24th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

“Luis y la libertad de elegir”

4 minutos de lectura
Por.- Santiago Heyser Beltrán
“Luis y la libertad de elegir”
Luis González de Alba es, porque aunque murió hace un par de
días sus letras siguen vivas, uno de los articulistas y luchadores sociales de
mi predilección.
R- Guau, mi Santias, ¿te refieres a quién fue luchador en el
68 y que mantuvo viva la propuesta de dignificar la medalla Belisario Dominguez
para Gonzalo Rivas, un verdadero héroe que dio la vida en el 2011 al luchar
contra el fuego en la gasolinera a la que prendieron fuego algunos de los
criminales pseudoestudiantes de la normal de Ayotzinapa, hoy libres y sin
investigación (o investigación sin acción) por la cobardía del gobierno y la
corrupción de las instituciones de seguridad y de justicia?
S- ¡Sí!, mi Rufo, a él me refiero, al Luis que lo mismo
escribía sobre la mecánica cuántica o el Universo, qué sobre la libertad y el
derecho a vivir con el respeto de todos, de los homosexuales, al Luis que
mantuvo viva la memoria del 68 hoy prostituida por jóvenes que se dicen estudiantes
y que solo son marionetas de líderes que con bandera de “izquierda” se
adjudican abusivamente una bandera y una lucha ¡La del 68!, que no les
pertenece ni les pertenecerá porque sus aspiraciones son mezquinas y
oportunistas.
R- ¡Guau!, ¿y por qué murió Luis, mi Santias?
S- Porque quiso, mi Rufo. Luis se quitó la vida porque en su
circunstancia emocional y de salud dejó de tener sentido vivir y en uso de su
libertad decidió dar termino a su existencia.
R- ¡Guau!, ¿y quitarse la vida no es pecado, mi Santias?
S- Para empezar no creo en el pecado, mi Rufo, de hecho creo
que es un invento para manipular a la gente y controlarla. En lo personal creo
en un Dios amor y desde mi perspectiva ese Dios amor estaría en capacidad de
recibir a sus hijos, que no pecadores, siempre. Además, ¿quién eres tu perro o
quién soy yo para juzgar?
R- Auuu, no estaba juzgando, mi Santias, estaba preguntando,
pero ya entendí, cierro hocico.
S- Disculpa perro, creí que tu pregunta traía “chanfle”,
pero si simplemente es curiosidad te vuelvo a confirmar, no hay pecado en lo
que decides como persona por una simple razón, lo que decides deriva de tu
propia humanidad y el argumento de que los humanos somos imperfectos te exime
en automático de culpa, ya que tu imperfección es obra del Creador, por lo que:
¿Cómo te puede responsabilizar Dios de los que haces o decides porque Él te
hizo imperfecto?
R- Grrr, pues ¡Sí!, si el constructor te hizo defectuoso el
reclamo es para el fabricante, tiene lógica… Pero dejemos de estas cuestiones,
mandemos un saludo a Luis González de Alba donde se encuentre y esperemos que
los congresistas tengan la decencia de honrar a Gonzalo Rivas y que las
autoridades se decidan a hacer justicia encarcelando a los ayotzinapos
criminales. De momento retomemos el tema de la libertad; leí en tu artículo de
fin de semana que la esencia del desarrollo comunitario es la libertad de los
ciudadanos de un pueblo, comunidad, región o polígono para decidir su futuro y
trabajar para construirlo; ¿no deja eso la puerta abierta al caos, mi Santias?
S- Para nada, mi Rufo, te doy un ejemplo nacional. Hoy, bajo
el gobierno federal y en particular el gobierno estatal, Michoacán es un
desastre, es precisamente en Michoacán en donde una comunidad, la de Cherán,
decidió tener un autogobierno y mandar al carajo a las autoridades impuestas
por los partidos en procesos electorales amañados, autoridades, en mi opinión,
corruptas y corruptoras; a partir de ahí, de decidir ser libres, pudieron
proteger sus bosques de la tala de los malandros y acabar con los asesinatos de
vecinos que se oponían al chantaje, al secuestro y a la droga. En otras
palabras, fue con la decisión de mandar al carajo a autoridades corruptas e
ineficaces, como Cherán recupero la paz y la tranquilidad, así como el control
de sus riquezas naturales y de una vida social, económica, política y
comunitaria… No mi Rufo, la libertad no es sinónimo de caos, es la apatía, la
cobardía y la ignorancia lo que generan el deterioro social, por eso es
imprescindible que la libertad y la educación vayan de la mano; es por ello que
los gobiernos responsables, de los que en México hay pocos, deben cuidar el
desarrollo social y humano educando para la libertad, para que los ciudadanos,
de preferencia tomados de la mano de sus gobiernos y apoyados generosamente por
agentes externos, sean responsables de su futuro ¡De su desarrollo!… ¡Así de
sencillo!
Un saludo, una reflexión.

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario