Medianoche en el Lago

General

Hemos
tirado el ancla en el centro del lago
y los
anzuelos bajan hasta el fondo
tratando
de traer algún vivo destello a nuestra barca.

Inmóviles
fumamos la espera silenciosa
atentos
al tirón de una verdad que habita bajo el agua.
¿En
qué momento se tensará el sedal?
Cada
uno en su lago,
en
silencio,
pescamos.
Rastros
de luz se mueven bajo el agua nocturna.
Ah,
que alguno sea para nosotros;
que
centelleante emerja y destelle en el fondo
de
esta pequeña lancha;
que
haya alegría mañana en nuestra mesa
y que
esta noche se vuelva
con
el tiempo
una
gota
de
luz.
Texto:
Baudelio Camarillo
Pintura:
Darwin Cárdenas

Related posts

admin

El ejemplo de Portugal. Pero no el de Peña y Osorio Chong

admin

Transformers IV

admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: