Dom. Sep 27th, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Mesa Cuatro

3 minutos de lectura
Por.- El Parroquiano
Pues que un tipo de 52 años libaba en una piquera del Barrio
de San Miguel, pero de Villa Victoria del Estado de México cuando se tragó una
abeja, que cayó en el vaso de pulque y cerveza que tomaba. 
El insolente insecto clavó su aguijón en la tráquea del
hombre, lo que le provocó la muerte por atragantamiento; la noticia corrió como
reguero de pólvora en la taberna y desde la MESA TRECE, la de los miedosos,
surgió el grito de súplica hacia el patrón tabernero para que cierre con
mosquiteros puertas ventanas y no verse expuestos a un  lamentable caso como ese. “Morir de una
congestión alcohólica pasa… pero ahogado por una abeja…. Pues cómo???
Un gringo que llega regularmente a la taberna desde San
Miguel Allende, y que es muy estimado en el lugar porque –estando ya muy ebrio-
le da por aventar al aire  billetes de a
dólar, llegó con la nueva de que el Ayuntamiento de aquella pintoresca ciudad,
en  pleno, declaró “persona non grata” al
magnate multimillonario, Donald Trump, por haber tildado a los mexicanos de
“violadores” y “criminales”.
El precepto también declaró que Trump tampoco es bienvenido
en el territorio de San Miguel de Allende… “Bueno, dijo un desconfiado de la
MESA CINCO, ahora habrá qué explicarle al candidato republicano donde es San
Miguel Allende, digo, por si un día se interesara y se le ocurriera venir a ese
lugar…” 
Los deportistas de la MESA DIEZ, que nunca se pierden los
resúmenes deportivos de la tele, discutían que La FIFA aplicó  una cuarta multa a la Federación Mexicana de
Futbol por casi 600 mil pesos por gritos homofóbicos de sus aficionados.
Además, ese órgano rector del balompié, amenazó con vetar el Estadio azteca
para toda la muy próxima eliminatoria mundialista.
México, contra quien se abrió un expediente disciplinario,
ya había sido castigado por este tipo de expresiones de los aficionados en
enero de este año, y en aquella ocasión, la penalidad fue por un total de más
de 20 mil dólares.
Al unísono,  como un
solo hombre y con la mente puesta en la FIFA, los de la MESA DIEZ, se
levantaron y gritaron con singular brío: “Eeeeeeeeeeee, Put….”
Un sujeto, de aspecto labriego, que baja todos los lunes a
la ciudad y entra a la taberna desde muy temprano, se quejaba con el patrón
acerca de que la delincuencia ya ha llegado hasta los ranchos y le contó que
hace días un sujeto le secuestró a su burro, llamado Jilemon, y que a través de
múltiples mensajes por WhatsApp, el plagiario le exigía el pago de un rescate
de mil pesos para liberarlo. “Me pidió mil pesos y después 500; yo le ofrecí
300, hasta 450, pero no quería”.  “¿Y que
hiciste pues?” le preguntó el tabernero; “pues 
fui a levantar el reporte de robo a la comandancia municipal y después
de varios días de idas y vueltas, por fin recuperé  a Jilemon”…
” ¿Y porque no le dejaste el animal al ladrón  y te quitabas 
de tantos problemas? volvió a preguntar el patrón… Giñando un ojo con
picardía, el labriego  dijo
maliciosamente en voz baja: “No… yo la verdad ya estoy bien encariñado con ese
burrito…..”

Mas reportajes

1 minuto de lectura
5 minutos de lectura
1 minuto de lectura

Deja un comentario