No los golpeen…son nuestros clientes…

General
Por: Juan Jesús Ramírez Cruz
       Ante la ineficiencia de los
cuerpos policiacos la gente comienza a hacer justicia por propia mano, pues son
ya varios los delincuentes que han sido “pescados” infraganti y a los que se
les ha aplicado tremenda golpiza hasta dejarlos listos para el hospital, además
de subir al Facebook los momentos de la misma así como el estado en que
quedaron estos, acciones que buscan que la delincuencia se aleje de sus colonias.
Al verse perdidos los delincuentes han confesado que la
propia policía los protege, han mencionado incluso nombres de quien o quienes
les brindan esa protección, lo que confirma así que la “autoridad” también
lleva su parte.
Pues bien ante estas acciones el flamante secretario de
Seguridad Ciudadana, Cesar Vázquez Rivera, ha hecho un llamado a la ciudadanía
pidiendo que no golpeen a los delincuentes, que mejor llamen a la policía para
que sea esta la que haga lo pertinente con ellos. Tal parece que Vázquez Rivera
no se ha dado cuenta que estos, los delincuentes, conocen perfectamente las
fallas que tienen las Leyes y saben que van a ir a barandilla y en unos cuantos
días van a estar nuevamente afuera para continuar con su “trabajo”, esto si en
el camino a la Delegación de Policía no interviene algún comandante o bien hay
algún arreglo con los oficiales que lo llevan para dejarlo en libertad antes de
que se registre su ingreso.
Más que llamado parece una súplica, “no los golpeen, ¿que
no ven que son nuestros clientes?”. No me queda la menor duda, la “autoridad”
ha perdido el respeto que tenía, pues ahora nosotros, los ciudadanos, vemos a
esta más que con respeto, con temor, pues en lo personal conozco de casos en la
que el ciudadano común ha sido, no tratado, agredido por la policía, la cual
actúa con prepotencia en perjuicio de las personas y a los delincuentes se les
trata con total complacencia.
La sociedad ya está cansada de la inutilidad policiaca, si,
sabemos que la policía preventiva debe de capturar a los delincuentes para
ponerlos a disposición de la autoridad correspondiente, pero sucede que ante
los llamados de las víctimas se hace caso omiso, pues se les llama una y otra
vez y la policía aparece cuando ya los delincuentes han puesto tierra de por
medio. Según declaraciones de los altos mandos policiacos el tiempo de
respuesta debe ser de cinco minutos, máximo, pero pasan diez, quince y hasta
cuarenta y cinco minutos para que hagan acto de presencia, y eso creo da pie a
que se piense que a propósito hay dilación para dar a los malhechores tiempo
para escabullirse. Recuerde señor Secretario, y autoridades que tienen como
deber el estar al pendiente para poner a salvo la integridad, en este caso, de
los celayenses, que los refranes populares han surgido ante las evidencias
manifiestas y en este caso, este encaja a la perfección “Piensa mal y
acertarás”. Y no es por lo que la gente piense, sino por las evidencias del
caso.
En otro orden de ideas, nuestro estado, el que se publicita
como un estado seguro para visitarlo y para invertir, sucede que está entrando
en una etapa crítica en lo que a  seguridad
se refiere, pues de ninguna manera podemos considerar que los bombazos
suscitados, dos en San Miguel Allende, de los que el presidente municipal dice
que fueron unos palomazos, imaginen el tamaño de la paloma para que haya
provocado los destrozos que provocó, y tres en Abasolo son hechos  aislados y circunstanciales; aquí es en dónde
las diferentes instancias policíacas deben poner en acción los grupos de
inteligencia para encontrar el origen de estos hechos y combatirlos.
Hasta la próxima.                                                            

Related posts

Sedeshu capacita a organismos de la sociedad civil

admin

El Idiotódromo de Celaya…y lo que falta

admin

La CFE negocia con el sindicato reducir el pasivo laboral y costos

admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: