31 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

No Mas Odios

3 minutos de lectura
Por.-
Jesús Sosa León
Si, Ya basta  de odios!!… 
Al mundo le urge un
respiro… respirar hondo y tomar mucho
aire… soltarlo poco a poco  mientras meditamos
acerca de cómo estamos insertos en este mundo en
el que todos nos interrelacionamos con todos, donde todos
necesitamos de todos. 
Veamos al mundo cómo se
convulsiona en guerras y ataques terroristas que no sólo se producen por la conquista
de tierras espacios o elementos vitales como agua,
petróleo, etcétera, sino que están siendo
originados  por entelequias  como aquella de matar
en nombre de un Dios que no piden ni sangre ni muerte.
Por odios tan absurdos originados en la simple apariencia
del ser humano que parece no entender que tanto hígado, estómago,  cerebro
y corazón tiene un blanco que un negro o un amarillo. 
En México estamos
llegando, si no es que estamos ya, a un
estado muy peligroso; basta ver las redes sociales cuánto
odio destilan y cuántas descalificaciones lanzan; llamados
casi al linchamiento en contra de personajes públicos
y privados: que sí Peña Nieto usa calcetines rosas o lilas… que sí López
Obrador es  un peligro por su manera de pensar…Es casi una lapidación
en plaza publica.
Hace días, comentábamos
que lo que necesita México, con urgencia, es un rediseño de sus estructuras y
de sus sistemas.
Y mire usted que mas
temprano que tarde, estos dos actores políticos –protagonistas y victimas del
feroz golpeteo- son quienes han tomado la iniciativa de bajarle tonos a sus
decibeles y empezar a soltarle presión al tanque antes de que explote.  
   
Recordemos que estamos ya
en franco proceso preelectoral y que si seguimos así nos vamos a dar hasta con
la cubeta y sin medir consecuencias.
Hace unos días, al
referirse al tema de la feroz oposición que un gran sector de la sociedad ha
mostrado hacia la reforma educativa, Andrés Manuel López Obrador ha manifestado
que sí se tiene que revisar, aunque no se puede derogar: “porque -dijo-  esto significaría la claudicación del
gobierno de Peña Nieto y no se trata de estar jugando a las vencidas, porque a
nadie nos conviene la claudicación del gobierno. Se debe serenar al país para
que la entrega de la estafeta en 2018 sea en calma”.
Días después, al promulgar
las leyes secundarias del Sistema Nacional Anticorrupción, el presidente
Enrique Peña Nieto, aceptó que: “la información relacionada con la llamada Casa
Blanca causó gran indignación”. Y soltó aún mas presión: «En esto
reconozco que cometí un error que afectó a mi familia, a la investidura
presidencial y dañó la imagen del gobierno en carne propia. Les pido perdón,
les reitero mi sincera y profunda disculpa por el agravio e indignación que les
causé».
Por supuesto que aquí cabe
diferenciar: una cosa es este linchamiento exacerbado hasta la rabia y otro es
-y debe seguir siendo- la crítica social. Esa que señala, reprueba
y  tacha con energía, pero con
responsabilidad. La crítica debe ser constructiva y con ánimo de proponer en
base a datos fechas y elementos. No sólo tildar de gratis.
Evitar lanzar insultos por
el sólo gusto de insultar, acostumbrarnos a criticar ejerciendo el
criterio la responsabilidad y la investigación. Usar las redes para emitir
críticas y señalamientos. Sí. Pero educarnos en que nuestras
críticas tengan como base, no el odio, sino la propuesta. 

Deja un comentario