0 7 mins 3 años

(Y Dos Posdatas)
Ricardo González Melecio

En varias declaraciones López Obrador ha entrado en contradicciones. En unas dice que no perseguirá “personajes del pasado”, ni caerá en venganzas. Y en otras expresa que si el “pueblo quiere” si lo hará. “He venido sosteniendo desde la campaña en que nosotros no apostemos a la persecución”. Falso. En campaña se comprometió a acabar con la corrupción y los corruptos, creo que esa fue una de las razones por las que el pueblo votó por él.


La principal acción del gobierno que el pueblo espera, es el combate frontal a la corrupción y a la impunidad. Si no lo hace AMLO, estará incumpliendo su principal promesa de campaña. El pueblo no quiere tanto obras, claro que sí son importantes y que se deben hacer, como el tren Maya y otras, pero la ciudadanía está esperando que cumpla su principal promesa que hizo y que fue acabar con la corrupción y la impunidad. Los panistas ya andan diciendo, con justificada razón, que sí hubo un pacto con el actual gobierno de Peña, que lo dejó ganar a cambio de impunidad de él y de los ex presidentes pasados, sobre todo del padrino de éste, que es Carlos Salinas. 


Dice Obrador que se va a “empantanar” si se pone a rascarles a los ex presidentes. Pues que se empantane, pero que lo haga, porque se requiere una limpieza de fondo de la casa para quitar lo podrido y sucio de ella, para que empecemos una real transformación del país, si no va a ser un cambio de maquillaje, pero no se va a ir a lo profundo del pantano donde están las aguas negras. No queremos una laguna reluciente por fuera y podrida por dentro. El pueblo clama porque se castigue a los corruptos. Obrador dice que “desestabiliza juzgar a corruptos”. Y propone punto final para evitar escándalo e iniciar nueva etapa. Falso. Si no lo hace el pueblo le va a dar la espalda y su gobierno se va a tambalear. Y argumentó que “abrir expedientes causaría confrontación y anclaría al país en el conflicto”. Conflicto pero con él lo va a haber si no juzga a los corruptos. Carmen Aristegui lo entrevistó en Radio Centro y ahí dijo que a donde voltees y lo que veas hay corrupción: en educación, en el sistema de salud, en la compra de medicinas, en las cárceles los policías se corrompen, en las obras que hace el gobierno, en las compras que hace el gobierno, etc. Por eso según él, no alcanzarían las cárceles ni los juzgados. Y es por eso que ¿mejor hay que perdonarlos? ¡Qué endeble y pésimo argumento! Pues con más razón hay que iniciar una limpia a fondo en el país de corruptos. 


Y en esta entrevista con Aristegui dice: “Si se tratara de juzgar y de abrir expedientes, tendríamos que comenzar con los de arriba…y sostengo que sería conspirar”. ¿Contra qué? Preguntó Aristegui. “En contra de la estabilidad política del país”. ¿Pero por qué? “O sea desatamos, desatamos…” ¿A los demonios? “Se suelta la confrontación, nos empantanamos”. Se desata la confrontación, ¿entre quien y quien? “Entre los mexicanos”. (Falso. La mayoría de mexicanos no son corruptos.) ¿Pero por qué? “¿Por qué’, porque tendría que enjuiciar a Salinas, a Zedillo, a Fox, a Calderón, a Peña Nieto”. Pues que se les juzgue. ¿Cuál es el problema? Problema va a ser para Obrador si no lo hace, porque pensaremos que hizo un pacto de impunidad con los corruptos, para alcanzar el poder y el pueblo se le echaría encima. Debe entender que la principal razón por la que 30 millones de mexicanos votaron por él, es para acabar con la corrupción y los corruptos. 


POSDATA UNO.- ¿Qué va a regresar la Gordillo al Sindicato de maestros? Pues de hecho ya tumbó a Juan Días de la Torre. ¿Cómo es posible que Días haya entregado la plaza sin dar batalla? ¿Así es como comienza la cuarta transformación? ¿Con una de las más corruptas? Ya se le demostró una riqueza inexplicable de más de 400 millones de pesos, que ella dijo, burlándose de la inteligencia de los mexicanos, que su mamá se los había heredado. ¿De dónde si ella es una maestra rural? ¿Qué los maestros rurales ganan tanto que tienen hasta para comprar obras de arte en más de cien mil dólares? Esto es indignante. Se quiere acabar con la corrupción, pero el gobierno de Obrador le abre la puerta a esta maestra que es una de las más corruptas que hay en el país. Incongruencia total. Se dice una cosa y se hace otra.


POSDATA DOS.- Y otra promesa que debe cumplir Obrador es bajar el precio de la gasolina. No mantener el actual, porque hace poco dijo que no subirá. No es suficiente. Se debe bajar a la mitad. Así lo venden las gasolineras de Pemex en Texas a algo así como 11 pesos el litro. Y aquí, que el salario en 10 veces inferior al de Estados Unidos ¿es el doble?


El pueblo simplemente pide que AMLO cumpla sus promesas de campaña…si no, se le va a venir en grande el enojo de los que votaron por él.


Comentarios y opiniones al correo:
[email protected]
Twuitter:@gonzalezmelecio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *