Panecito y florezota

General
Por.-Enrique
R. Soriano Valencia
Hoy
atenderé una sugerencia. Don Fernando Medina, de Celaya, me solicita que aborde la ortografía de las
palabras que encabezan esta colaboración. Es decir, comentar la razón por la
cual es preferible como están enunciadas en lugar de ‘pancito’ (diminutivo
también admitido) y ‘floresota’ (aumentativo incorrecto). Con gusto accedo a su
solicitud.

Es muy común escuchar la palabra ‘pancito’.
Ello se debe a que si la palabra original es ‘pan’ su diminutivo natural debe
construirse simplemente con el sufijo (conjunto de letras al final de una
palabra que la modifican) para indicar que nos referimos a uno pequeño. Aclaro
que las dos formas están aceptadas. Sin embargo, se recomienda la forma culta.
Esto es ‘panecito’, pues se considera un vulgarismo el otro (se le llama ‘vulgarismo’
a los vocablos que no respetan la forma culta, no porque sea vulgar usarlas).
Eso se debe a que el original en latín fue ‘panis‘.
En nuestro idioma es preferible dar prioridad al vocablo origen, que a la forma
común ya evolucionada. La forma vulgar es más frecuente en América y la culta,
en España, aunque no deja de tener presencia la vulgar.
La vocal ‘i’ del latín ‘panis’, por razones
fonéticas debe transformarse en ‘e’ (como en el derivado de ‘gasolina’: ‘gasolinera’;
donde la ‘a’ pasó a ser ‘e’ en el derivado). Es decir, que al modificar una
palabra normalmente en el inconsciente colectivo se aplica una lógica
subyacente y por ello suelen modificarse algunos sonidos. Incluso, como
simplemente «nos suena mejor así», por ello nos asalta la duda porque no
sabemos la razón.
Ahora, se escribe con ‘c’ porque en la
ortografía actual, identifica que si el vocablo original no lleva ‘s’ (pan),
sus derivados van a recurrir a la ‘c’. Así tenemos que ‘carnicería’ procede del
vocablo ‘carne’. Como no lleva alguna ‘s’, se escribirán con ‘c’ las palabras
que de ella procedan: cárnico, otro ejemplo.
Es el caso de ‘casita’, que viene de ‘casa’
(con ‘s’). Pero será ‘nubecita’, porque el original ‘nube’ no lleva ‘s’.

Ahora abordo el otro vocablo del
encabezado: no es correcto ‘floresota’; lo adecuado es ‘florezota’. El sufijo
aumentativo es la terminación -ote/ -ota. Aquí, nuevamente, razones fonéticas
exigen un sonido como el de la ‘s’, porque no podría ser ‘florota’ (aquí
nuevamente el inconsciente colectivo nos previene de este error). El problema
es que en el español de México no diferenciamos la ‘s’ de la ‘z’. Si fuéremos
españoles notaríamos que el sonido necesario es ‘z’. De ahí la duda. Pero la
regla es sencilla y está relacionada con lo mencionado en lo señalada para la
palabra anterior: si el original no tiene ‘s’, su derivado debe recurrir a la ‘c’
(por eso de ‘burgués’ su derivado es ‘burguesía’; pero de ‘abogado’ la palabra
obtenida es ‘abogacía’). Entonces, si lo aplicamos esa lógica en la palabra que
nos ocupa será ‘florecita’. Al formular el aumentativo la vocal ‘o’ requiere de
un sonido suave (porque la ‘c’ con la ‘o’ tiene sonido fuerte: co), entonces se
intercambia por la z. De ahí que se obtenga ‘florezota’. 

Related posts

Protagonistas de Santa Cruz XII

admin

Esa mirada… erotismo del cuerpo, seducción de la danza

admin

Destellos de Vida

admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: