0 4 mins 3 años

Ante los señalamientos por las preguntas mal formuladas que se leyeron en el primer debate, el consejero Santiago López Acosta se deslindó de la revisión que hizo la comisión especial de debates

Guanajuato, Gto. Representantes de partidos políticos, así como el consejero electoral Santiago López Acosta reprobaron el formato y el desempeño de los moderadores del primer debate a la gubernatura que organizó el Instituto Electoral del Estado a través de la comisión especial de Debates.
En la sesión del Consejo donde se aprobaron modificaciones a las reglas básicas para los 70 debates que pretende organizar el órgano electoral local, salieron a relucir las críticas por el acartonado formato que no permitió a los aspirantes a la gubernatura un verdadero ejercicio de debate.
Santiago López Acosta, quien desde que se aprobaron las reglas generales hizo observaciones a la comisión que preside el consejero Antonio Ortiz, reprochó que no se hubiera llevado el formato al Pleno del Consejo para su aprobación y que no se le dieran respuesta a las observaciones que hizo desde el origen
Criticó el desempeño de los moderadores Elisa Alanís y Leonardo Valdés Zurita, al señalar que no hicieron intervenciones que obligaran a los cuatro candidatos y a la candidata al gobierno estatal responder a los cuestionamientos que fueron formulados por los ciudadanos.
Incluso, ante los señalamientos por las preguntas mal formuladas que se leyeron en el primer debate, López Acosta se deslindó de la revisión que hizo la comisión especial de debates.
“El formato es similar a los anteriores debates de las elecciones anteriores, que son monólogos compartiendo un mismo espacio los candidatos, no se presentó una interacción, una dinámica entre los candidatos. También la participación de los moderadores dejó mucho que desear… su participación distó mucho de lo que se esperaba, que pudieran al menos acotar lo que se preguntaba a los candidatos. Muchas de las preguntas no se contestaron”.
El consejero electoral pidió que se replanteé el formato para el segundo debate, el del 10 de junio, al señalar que lo que se vivió el jueves no fue un debate.

Las observaciones contra el formato y los moderadores, a los que se les pagó 40 mil pesos a cada uno para el primer debate, también lo externó el representante del PRI ante el Consejo, Jorge Luis Hernández Rivera, y la representante de Morena, Zohe Alba González.
El representante del PRI pidió un cambio de moderadores y propiciar la interacción con los candidatos y la candidata al gobierno estatal.
 “Tendríamos que encausar su construcción en poder y la pregunta es ¿cómo le hacemos para que haya confrontación de ideas, de plataforma, de posición entre los candidatos? Esa debe ser la premisa. Cuidar no llevarlo a un reality show como fue el pasado de la presidencia de la República, pero tampoco aletargo como fue nuestro anterior debate. Plantear la necesidad de sustituir a los moderadores”.
En defensa del primer ejercicio realizado por el Instituto salieron el presidente de la comisión especial, Antonio Ortiz, y otra de las integrantes, la consejera Beatriz Tovar.
Argumentaron que fue poco el tiempo que tuvieron para el primer debate, pero cada aspecto será revisado al interior de la comisión para perfeccionar el formato, aceptando las que llamaron “críticas constructivas”.
Finamente, hicieron un reconocimiento al personal que labora en el Instituto, al afirmar que la organización resultó un éxito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *