0 7 mins 3 años

 (Y Dos Posdatas)

 Ricardo González Melecio

Peña Nieto va a dejar enorme peña…en deuda. El adeudo del gobierno es de más de 10 billones de pesos o 500 mil millones de dólares. Este gobierno corrupto e inepto nos va a dejar casi la mitad del Producto Interno Bruto (PIB) en una deuda que no sabemos en qué se empleó y evidentemente que en lo que se gastó no benefició al país.

Del adeudo que se tiene, casi la mitad fue contraída en este sexenio. Cinco billones de pesos que quien sabe en que los dilapidó el corrupto de Peña Nieto y compinches. Y todavía quiere seguir endeudando al país, acaba de emitir un bono por 10 mil millones de dólares, el que seguramente será aplicado para pagarse los bonos, los funcionarios públicos, de fin de sexenio y todas las corruptelas que acostumbran. López Obrador, ya como presidente electo debe parar esto. El debe hablar con Peña y decirle que justifique ese adeudo o de plano prohibirle que se siga endeudando o que se atenga a las consecuencias. Es más, cuando asuma el cargo, debe iniciar un proceso judicial en contra de Peña por ese enorme adeudo que dejó. No debe haber perdón, si lo perdona Obrador, se estaría convirtiendo en cómplice de la corrupción peñista. Tuvo una victoria contundente, porque el pueblo ya está harto de la corrupción, de este mal gobierno. Y los ciudadanos quieren justicia. No hacer justicia y no juzgar a Peña es seguir siendo cómplices de la impunidad. Es más de lo mismo. Es un simple quítate tú para ponerme yo. De hecho ya hay suspicacias por esa “enorme” amistad entre el presidente saliente y el entrante. Se está dando a pensar que hubo un pacto entre Peña y Obrador, para permitir que éste ganara a cambio de impunidad. A cambio de no ser juzgado por sus crímenes que ha cometido durante este sexenio y no estoy hablando solamente de el clima de violencia y que va a dejar un cementerio, sino que ha sido el presidente más corrupto de los corruptos, y vaya que ha habido muchos corruptos.

Con la enorme deuda que le deja Peña a Obrador, éste tiene poco margen de maniobra. Es un billón de pesos los intereses que se tienen que pagar de esta deuda. Es una cantidad enorme de dinero y esto le va a atar las manos al presidente entrante. Su primera prioridad tendrá que ser bajar el monto de la deuda, porque esta enorme cantidad no sólo afecta gravemente al presupuesto, sino que le quita soberanía al país ante los acreedores extranjeros y estos pueden intervenir en la toma de decisiones, lo cual, obviamente, le quita autodeterminación e independencia a nuestra Nación.

De hecho lo hacen e intervienen secretamente en la toma de decisiones los prestamistas de nuestro país. Una de ellas es no dejarnos construir refinerías para seguir dependiendo de la gasolina de Estados Unidos y que ellos sigan haciendo su negocio a costa de nuestro país tercermundista. Desde mi punto de vista, hay tres prioridades para el nuevo gobierno: una, abatir la corrupción. Dos, disminuir el clima de violencia; y tres, bajar la deuda externa e interna. De verdad estos tres retos son formidables. Esperemos que Obrador tenga la voluntad política y capacidad para enfrentarse a estos tres grandes desafíos. Si lo hace, tendrá un puesto asegurado en la historia como un gran Estadista, similar a Juárez del que tanto se quiere parecer.

POSDATA UNO.-Los empresarios dicen que el gobierno no debe ceder al incremento de los sueldos de los trabajadores de las automotrices, que se está pidiendo como condición por parte de los negociadores estadounidenses en el TLC. Una de las exigencias es que 40% de un auto sea construido en jurisdicciones de salarios de 16 dólares la hora. Si se acepta esto, significaría que los trabajadores mexicanos ganarían 320 pesos la hora, que multiplicados por 8 horas significaría un salario diario de ¡2 mil 560 pesos! Esto sería una locura y revolucionario. Pagar estos salarios convertiría a los trabajadores de las automotrices como potentados. Eso que suena a una locura, es lo que gana un trabajador automotriz de Estados Unidos y Canadá y es lo que no quieren los empresarios mexicanos, porque eso implicaría que todos los trabajadores quisieran ganar más, lo cual pudiera ser posible. ¿Por qué el salario mínimo es muy bajo en nuestro país? Algunos dicen que para elevar los salarios hay que elevar la productividad. Pero eso es falso, ya que un trabajador mexicano es más productivo que un norteamericano o canadiense. ¿Entonces cual es el secreto de estos países? El desarrollo de la tecnología.

POSDATA DOS.- El tratado de Bucareli, firmado en 1923, por Obregón. Obligó a México a no desarrollar su tecnología, no fabricar maquinaria pesada y bienes de capital. Por eso es nuestro atraso. Trump, no quiere a nuestros braceros, pero los norteamericanos no dejan que se desarrolle tecnológicamente nuestro país, Quieren que México siga pobre tecnológicamente para que no compita con ellos, pero que no se vayan compatriotas allá, lo cual es un contrasentido. Se van por la pobreza, la solución es que nos dejen desarrollarnos tecnológicamente y ya no se irán. Por cierto, el periódico Washington Post, contó 4229 veces que ha mentido el pinocho de Trump en estos fatídicos 558 días negros de su presidencia.

Comentarios y opiniones a los correos:
[email protected]
[email protected]
Twuitter:@gonzalezmelecio

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *