0 4 mins 5 años

Jesús Sosa León

Que rayos festejó el pasado primero de
mayo, señor Peña Nieto, si usted ha sido el principal detractor de las conquistas
laborales de los trabajadores mexicanos???
Diversos especialistas laborales que han
realizado análisis serios acerca del tema y los han publicado en una gran
cantidad de medios, -que el presidente Peña Nieto parece que no lee-,  coinciden en que “Cada vez hay más personas
en México que tienen un bajo salario y cada vez hay menos con un mayor
salario”.
En la utópica, o políticamente
interesada situación que percibe el presidente Peña, no se ve  que de 
los 52 millones 43 mil personas que contaban con empleo hasta septiembre
pasado, 62.5% carecían de acceso a instituciones de salud, es decir, 32
millones 511 mil trabajadores se encontraban en esa situación.
Es rebatible totalmente, lo que expresó
Peña Nieto acerca de que se conmemoró el primero de mayo: “con buenas cifras,
buenos indicadores de la generación de empleos, y sobre todo de mayores
oportunidades y mejores condiciones que los trabajadores de México están hoy
teniendo”,
No percibe que es evidente la pérdida de
derechos y prestaciones de los trabajadores que se ha expresado en la
temporalidad laboral, reducción del salario real, seguridad social, pensiones,
contratos por horas, además de contratar empleados a través de un tercero, que
es denominado “outsourcing”, mecanismo de subcontratación que permite reducción
de costos, la evasión de responsabilidades, jornadas laborales mas extensas,
“si te parece si no buscale…”.
Seguramente nadie le lee al presidente,
ya que el ha demostrado que no gusta de la lectura, que la capacidad de compra
de los salarios de los trabajadores mexicanos se debilitó debido al proceso de
inflación que vivimos.
Si el presidente  destaca que durante su administración es
cuando más trabajos se han creado, los obreros que ocupan estos empleos reciben
un salario cada vez más precario.
Gabriela Ramos, directora de Gabinete de
la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico, ha publicado un
estudio donde se menciona que “México reporta una “situación complicada y
preocupante” en materia laboral, pues los salarios cayeron y la tasa de empleo
no ha recuperado los niveles que reportó antes de la crisis de 2008”
El reporte, afirma que México, enfrenta
un panorama “complejo” en materia laboral, derivado del adverso contexto económico
mundial. Advierte que “La situación sigue siendo complicada porque el
crecimiento de los salarios continúa deficiente ya que México no ha podido
utilizar todas las herramientas de política para lograr niveles más dinámicos
en este aspecto”.
Y luego, para colmo,  los actuales priistas, sus legisladores y su
dirigente títere, se  arrogan el derecho
de festejar a los trabajadores, cuando ha sido esa corriente política la que
mas golpes ha asestado a la economía de los obreros y empleados en general, a
través de medidas que hoy tienen especialmente postrado a este sector…, como
las nuevas tablas de enfermedades laborales, por ejemplo.
Así que, señor Peña Nieto, su festejo
fue una burla… o qué???

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *