0 6 mins 5 años

 Jaime Arizmendi

*Mujeres en el Trayecto de Alfredo

Argonmexico / El vendaval no llegó… Alfredo Del Mazo Maza, en pos de proteger a las mujeres. *Salario Rosa, Sitio para mujeres. Al iniciar formalmente su campaña en busca del voto popular mexiquense, Alfredo del Mazo Maza, candidato a la gubernatura del Estado de México por la coalición: PRI, PVEM, Panal y PES, ofreció un decálogo de propuestas genéricas.

La elección más importante en la historia del Estado de México, tendrá lugar el 4 de junio próximo. Y, aunque hay quienes consideran que la competencia electoral será reñida; para el abanderado de dicha coalición partidista sobresale ante sus contendientes, porque ofrece soluciones prácticas a los problemas que aquejan a la entidad mexiquense.

Tales propuestas constituyen las especificaciones de los «Ejes de Propuestas»:

1.- El Estado de México, la entidad más segura del país
2.- Reducción en los tiempos en el transporte
3.- Empleos cerca de casa
4.- Salario Rosa: sitio para las mujeres
5.- Servicios médicos de calidad
6.- Educación para todos
7.- Defensa y ampliación de programas sociales
8.- Orden en el manejo de recursos naturales
9.- Modernización para un campo productivo
10- Gobierno transparente y combate a la corrupción e impunidad. Sin duda, la relación más certera de los frentes a combatir, es unánime el señalar a la inseguridad como el problema más crudo en el

Estado de México.

Sin embargo, sólo él, Alfredo Del Mazo Maza, se ha preocupado en serio por el entorno de la mayoría de las mexiquenses, verdaderas emprendedoras que todavía son acosadas por viejos yugos. La idea del Salario Rosa constituye una natural reacción ante la violencia de género, la misoginia, y demás caracteres del machismo aún presente.

De concretarse, seremos testigos, primero, de algo inédito: el reconocimiento al trabajo de las mujeres en general; sobre todo al que desempeñan miles de mexiquenses, sin recibir retribución a cambio; es decir, el de las labores domésticas que las vulnera e irrita. Luego, veremos la creación de la Universidad Rosa, para capacitar a mujeres en las actividades que requieren los sectores: industrial y de servicios.

Se trata de un excelente programa social, lejano al perverso asistencialismo, que provocará un efectivo mejoramiento de las condiciones de vida de los dependientes de las mujeres que se acerquen a sus bondades.

Abarcaría, desde luego, diversos estímulos fiscales a favor de los empleadores que generen trabajo para mujeres, sin que esto implique que sean incapaces de desarrollar lo que se ha mal-llamado «trabajo de hombres».

Además, se instrumentarán los ministerios públicos móviles, especializados en la atención a ilícitos contra las mujeres; así como el transporte rosa, exclusivo para la movilidad de mujeres. Extraordinaria propuesta, que enfrenta una terrible realidad social.

Desde julio de 2015, en Ecatepec, Chalco, Chimalhuacán, Ixtapaluca, Izcalli, Naucalpan, Nezahualcóyotl, Toluca, Tlalnepantla, Tultitlán y Valle de Chalco Solidaridad se activó la alerta de género para enfrentar la violencia en contra de las mujeres, y una oferta política como la que hemos referido representa actuar ante los hechos para dignificar a las mujeres y acabar con los flagelos que siguen padeciendo.

En tanto llega el día crucial de la votación, él, Alfredo del Mazo Maza, anda de un lado a otro del estado. Recorre los mercados, las plazas, escuelas, calles. Se para y toca las puertas de las casas. Camina por la vía pública, igual que lo hicieron sus antecesores, padre y abuelo, cuando el voto para su partido, el mismo de él y de ellos, era más que seguro. El de la cordura, y la certeza.

Aquí está el mismo Del Mazo Vélez, el Del Mazo González, quienes con nadie, ni con el partido se confrontaron. No hay ni hubo nadie que entonces les reclamara más nada. Es Alfredo Del Mazo Maza, quien convence con saludos, abrazos, o con selfies, de los celulares que él mismo clickea.

Cuando sus contrincantes andan en busca de un hilo negro, o intentan hallar encuestas a modo, él, Alfredo Del Mazo, anda en campaña, tendiendo sus brazos en todo el territorio a niños, ancianos, mujeres solas. A Obreros, empleados y directivos de empresas que no han visto apoyo en funcionarios.

La moneda no está en el aire. No busquen tres pies al gato, si saben que ha tenido y tiene cuatro. Sí, si ya lo ven caminando. Marcha con rumbo fijo. Pese a caudillos o a voces que no suenan. La maquinaria está plena, mientras en otros partidos se fingen ciegos. Y se asumen del voto dueños, cuando el verdadero sondeo, será de ese junio, su primer domingo. Sí, el volado ya está dado…

[email protected]ail.com y [email protected]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *