0 5 mins 3 años


La denuncia en su contra se encontraba en proceso, pero eso no fue obstáculo para que David Pérez López fuera promovido, dentro del órgano responsable de la fiscalización al sector público en la entidad

  

Guanajuato, Gto. Arrastrar una denuncia por acoso sexual y reprobar un examen psicométrico, no fueron impedimentos para que David Pérez López consiguiera subir de coordinador a asesor directivo en la Auditoría Superior del Estado de Guanajuato (ASEG).
Pérez López fue denunciado por Ana Laura por acoso sexual y laboral a principios de junio pasado, pero apenas bastaron dos meses para que fuera ascendido en el órgano responsable de la fiscalización en Guanajuato.
A pesar de que en los resultados del proceso para la selección del nuevo asesor directivo de la ASEG se comprueba que, resultado del examen psicométrico, David Pérez López es “poco viable” para el cargo, se quedó con el puesto.
En una copia que tiene Zona Franca con la relación de los participantes y documentos entregados de quienes aspiraron al cargo, se comprueba que el servidor público acusado de acoso no solo reprobó el examen psicométrico, sino que el currículum del otro aspirante resultó más nutrido.
Solo dos meses después de que fue denunciado por acoso sexual ante la Contraloría Interna del Poder Legislativo y ante el Ministerio Público, Pérez López fue ascendido en la ASEG; en tanto, Ana Laura fue cambiada de área para que no estuviera cerca del agresor.

La convocatoria

La convocatoria AECF/13/015 de la ASEG se lanzó el 28 de junio para la vacante de Asesor Directivo, un nivel 13 en el tabulador que representa un sueldo mensual bruta de poco más de 66 mil pesos.
En el documento se especifica que el 30 por ciento se definirá por el desarrollo laboral y profesional. Otro 30 por ciento corresponderá al resultado del examen psicométrico y el 40 por ciento restante quedará a consideración del auditor especial de cumplimiento financiero, después de una entrevista a aspirantes.
La relación de aspirantes expone que mientras Daniel Anguiano Mercado, otro servidor público de la ASEG que buscó ocupar la vacante de asesor directivo, cuenta con dos maestrías: una en Auditoría, la segunda en Política y Gestión Pública, Daniel Pérez tiene solo una maestría en Auditoría; sin embargo, a ambos se les otorgan los 30 puntos porcentuales de la primera etapa de la convocatoria.

La cuarta base de la convocatoria, en la etapa II, se precisa que el examen psicométrico lo realizarán los participantes con las mayores calificaciones de la etapa I (el desarrollo laboral y profesional). Dándole las siguientes ponderaciones a los resultados:
Viable                                                  30 por ciento
Viable con observaciones                 20 por ciento
Poco Viable                                       10 por ciento
No viable                                            0 por ciento
De acuerdo con la hora de resultados, David Pérez López alcanzó una calificación de 10 por ciento, lo que significa que del examen psicométrico salió como “poco viable” para el cargo. En tanto, Daniel Anguiano obtuvo 20 puntos del mismo examen, lo que significaba que es viable para el cargo, aunque con observaciones.
La tercera y última etapa del proceso de evaluación para otorgar el cargo, de acuerdo con la convocatoria, corresponde a una “entrevista multidimensional” a cargo del Auditor Especial de Cumplimiento Financiero, Iller Cerca Martínez, con valor del 40 por ciento.
Sin mayor transparencia para conocer los criterios evaluados en la entrevista que lleva la mayor carga en la convocatoria, el resultado para David Pérez fue de 40 puntos, frente los 28 que obtuvo el candidato con un desarrollo profesional más amplio y que resultó “viable con observaciones” en el examen psicométrico.
En el total de los puntos, el servidor público de la ASEG acusado de acoso obtuvo 80 puntos, mientras que Daniel Anguiano obtuvo 78.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *