0 3 mins 6 años
Por El
Universal – abr 13, 2016
Se ha
exhortado a los ex mandatarios para que renuncien a este privilegio de manera
voluntaria, pues «servir a México, no es sinónimo de servirse de él”,
dicen diputados de Movimiento Ciudadano
Ciudad de
México.- El coordinador de los diputados de Movimiento Ciudadano (MC), Clemente
Castañeda, presentó una iniciativa para que los ex Presidentes de la República
dejen de recibir 
pensiones vitalicias.
En rueda de
prensa conjunta, señalaron que se estima que un ex mandatario recibe más de 200
mil pesos al mes y que el gasto de todos ellos asciende a cinco millones de
pesos por mes.
Acompañado
de su compañera de bancada, la diputada Verónica Delgadillo, indicó que hasta
ahora las cifras reales se han manejado con opacidad y discreción, a pesar de
las múltiples solicitudes de información que han realizado ciudadanos a las
autoridades competentes.
“Los
mexicanos deben cotizar al menos mil 250 semanas ante el Instituto Mexicano del
Seguro Social (IMSS) y cumplir 60 años de edad, para obtener una pensión”,
comentaron.
Delgadillo
García dijo que quienes ocuparon por seis años el cargo de Presidente disfrutan
de una pensión privilegiada que es ilegal, pues no tiene fundamento en nuestra
Constitución.
Señaló que
México es uno de los países con las pensiones a ciudadanos más bajas en el
mundo y se preguntó: ‘¿Por qué los expresidentes deben contar con pensiones
privilegiadas que no tienen sustento legal?’; “en Movimiento Ciudadano estamos
convencidos de que esto es indignante e insostenible. México no estará en el
camino correcto si la clase política se aferra a sus privilegios y permanece
ciega ante la realidad de los ciudadanos”, afirmó.
“La bancada
ciudadana presenta esta iniciativa que adiciona un párrafo al artículo 83 de la
Constitución, donde encontramos el principio de no reelección, con la finalidad
de eliminar la pensión y los beneficios extra legales de los ex presidentes de
México”, externó.

La diputada
de MC aseguró que exhortó a los ex mandatarios, por medio de una carta para que
renuncien a este privilegio de manera voluntaria, pues «servir a México,
no es sinónimo de servirse de él”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *