27 octubre, 2020

Voces Laja Bajío

Juntos llegamos más lejos

Reino Dividido Y Sin Liderazgo.

3 minutos de lectura
Por.- Jesús Sosa León

“Todo reino que se divide corre a la
ruina no hay ciudad o familia que pueda durar con luchas internas”.
Quienes han leído la Biblia,
identificarán ésta cita como aquella que Jesús les dijo a un grupo de gente
durante uno de esos días de intensas predicas.
Se narra que Jesús había sacado los
demonios a un sordomudo y que la gente que presenció el milagro empezó a
murmurar que quien eso podía realizar verdaderamente era el hijo de Dios. Otros,
en cambio, señalaban, censurando, que esas “curaciones“
sólo se podían realizar apoyándose en el
poder del demonio. Ante tal división,  Jesús que, como nadie, conocía la humana
naturaleza, pronunció tan lapidaria sentencia.
La referencia es muy válida para los
tiempos que vivimos actualmente. A nivel nacional sólo hay qué echar un vistazo
a los medios informativos. Las redes sociales
arden en comentarios que indican que en México hay una profunda división.
Pero no vaya usted tan lejos. Celaya
también está convertido en una real “olla de grillos” en la que parece
prevalecer una posición egoísta generalizada.
La parábola de la “casa dividida”  nos viene como anillo al dedo.
El asunto del crédito para la ciudad es
un claro ejemplo. Los que están a favor señalan que las tasas de interés están
ahorita sumamente bajas como para no embarcarse en su contratación; señalan
también que el presupuesto que actualmente tiene el municipio para obra pública,
de 160 millones de pesos, es muy bajo para la gran cantidad de necesidades que
tiene Celaya. A quienes vivimos en las colonias periféricas nos consta que
realmente es insuficiente para cubrir la necesidad que tiene Celaya en
infraestructura.
Celaya siempre ha estado supeditado a
León, sin embargo ya las cosas están revirtiéndose lentamente: la ciudad
cuerera se está anquilosando permitiendo que Celaya empiece a crecer; hay
números que ya hablan de un Celaya más pujante. Por ejemplo, en recaudación de
impuesto Predial en el 2015, Celaya  estuvo en primer lugar,  segundo lugar San Miguel de Allende y tercero
León.
Si nos acostumbráramos en nuestra ciudad
a ver las cosas a futuro y desposeídos de todo intento de zancadilla política o
de retrasar decisiones porque no nacieron de nosotros podríamos proyectar a
Celaya en una gran posición. En cuanto a deuda es importante resaltar que, de
acuerdo otra vez a los números, Celaya no tiene. Municipios como León  debe el aproximado de 1’350 millones de pesos.
Irapuato debe 400 y tantos millones de pesos.
Es
tiempo de que nos despojemos de ese sentimiento de egolatría y  envidia política para rescatar nuestro
destino y no perdamos de vista la cita de “una ciudad dividida no prevalece”.
Qué
diferente sería sí los celayenses apostáramos todos al futuro y unidos, al
menos en lo esencial,  empujáramos hacia
adelante.
Pero
para eso, hace falta un liderazgo fuerte que en estos momentos no existe en Celaya.
Un liderazgo que convoque a todos: azules amarillos, verdes o morenos  para conseguir el futuro óptimo que los
celayenses merecemos.

Y
eso -liderazgo- no lo hay!!!

Deja un comentario