Salvo Su Mejor Opinión

General
Héctor
Gómez De La Cortina Guerrero
ç
Estado
de México, Clave para el 2018
El
año próximo se renovarán gobiernos estatales en 3 estados de la república,
Nayarit, Coahuila y México. En los 3 gobierna el PRI, pero claramente el más
importante por su numeroso padrón electoral, por su importancia histórica y por
su simbolismo al ser la tierra del presidente Peña Nieto, es el estado de
México y partiendo de ese punto, es indispensable que el PRI gane la contienda
si es que no quiere llegar desahuciado a las elecciones presidenciales del
2018.
Hace
6 años, Peña Nieto era un gobernador inmensamente popular, se había logrado
construir en torno suyo la imagen de eficacia y de compromisos cumplidos. Ante
la falta de un presidente priista, los poderosos gobernadores tricolores
comenzaron a cerrar filas en torno a Peña para apoyarlo rumbo a 2012, pero debía
el mexiquense sortear algunos obstáculos. El primero de ellos radicaba en el
potencial riesgo de una alianza PAN-PRD en su entidad que podría dinamitar su
carrera a la candidatura presidencial priista. El popular Alcalde priista de
Ecatepec Eruviel Ávila no era su favorito, no formaba parte del grupo
Atlacomulco pero aparecía como el hombre mejor posicionado en las encuestas y
trascendió que tanto panistas como perredistas le ofrecieron ser el candidato
opositor. Peña iba a impulsar a su primo Alfredo del Mazo Maza, hijo y nieto de
exgobernadores, pero Peña de manera pragmática, sacrificó a su favorito e
impidió que una alianza fructificara, el elegido fue Eruviel Ávila y barrió a
sus rivales en las elecciones de 2011 obteniendo más del 60% de los votos.  
 
Hoy
la disyuntiva se repite, el presidente Peña actuará como “Gran Elector”,
elegirá al candidato del PRI, pero deberá elegir no a quien sea su favorito, no
a quien pueda gobernar mejor, deberá elegir al más competitivo. Así pues
podríamos decir que Luis Videgaray quedaría fuera de esa posibilidad por su
desgaste como titular de Hacienda, pero ahí seguirían en la pelea Alfredo del
Mazo; Luis Miranda y Ernesto Nemer (los cercanos a Peña), Ana Lilia Herrera (de
Eruviel Ávila), Carolina Monroy y Alfonso Navarrete. Quizá ignore a alguien que
pueda aparecer como un as bajo la manga, pero hasta el momento son estos
personajes los más viables candidatos.
La
posibilidad de que tanto PAN como PRD vayan juntos en esta elección es muy alta
y si la candidata es Josefina Vázquez Mota, se tratará de una candidatura
sumamente competitiva y con una enorme posibilidad de arrebatarle al tricolor
el control del estado por primera vez en la historia. Si esto llegara a
suceder, el tricolor llegaría en calidad de muerto viviente al 2018. Aunque hay
que tomar en cuenta que los enclaves tanto panistas como perredistas a pesar de
ser importantes, se encuentran reducidos a municipios y en caso de no ir en
alianza, me parece complicadísimo que por separado puedan competirle al PRI y ya
veremos que tanto arrastre logra tener Morena.
Twitter:
@gomez_cortina

Related posts

Juan Carlos Rojas Morett, fue elegido nuevo director del Patronato de la Feria “

admin

Proponen iniciativa para profesionalizar la función pública municipal: Jorge de la Cruz i.

admin

¿Baila Héctor al mismo son que Bárbara?

admin

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: